Literatura infantil

<a href="http://www.casadellibro.com/homeAfiliado?ca=56244&seccion=113"><img src="https://imagessl.casadellibro.com/t1/c/CDL_infantil_728X90.jpg" /></a>
HERGÉ

HERGÉ

 

 

Hoy he visitado la exposición de Hergé (Bélgica 1907-1983).

Está abierta desde el 5 de octubre hasta el 19 de febrero de 2023 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Comisariada por el Museo Hergé con el apoyo institucional del Ayuntamiento de Madrid. La adaptación museística es de AV Diseño de espacios culturales.

Magnífica presentación del autor y su obra, he disfrutado mucho.

El disfrute no sólo ha sido por la presentación, sino por el contenido. Tintín y su creador Hergé forman parte del imaginario de varias generaciones, entre ellas la mía. Es inevitable recordar las sensaciones y emociones que las aventuras  de Tintín provocaron y sobre todo los viajes que las contienen. Leyendo a Tintín hemos recorrido el mundo, hemos estado en lugares que jamás pisaremos. Se cumple por tanto una de las funciones más importantes de la literatura: viajar con la imaginación.

Zorro curioso

Fue el nombre de scout de Hergé. Ser inquieto y de espíritu aventurero se sumerge con el lápiz y el papel desde los 7 años en un mundo extraordinario. Su fuerza son sus dibujos, pero también sus argumentos. Para hacer un cómic primero tiene que tener una historia. La escribe y después empieza a dibujar. En los primeros años de su actividad le ayuda su mujer en la tarea de documentación y elaboración. Más tarde tiene que formar un pequeño equipo, que resulta de gran calidad. Es un trabajo artesanal, todo a mano.

En un primer momento sus publicaciones son en el semanario católico «Le petit vingtième», para independizarse y cobrar fuerza cuando la editorial Casterman se hace cargo de su publicación.

En su origen fue en blanco y negro, luego a todo color.

 

El 10 de enero de 1929 se publica el primer Tintín en «Le petit Vingtième» y fue Tintín en el país de los soviets. Editorial Juventud, 2012

En España la primera publicación (1958)  es de la Editorial Juventud y fueron: El cetro de Ottokar y Objetivo: la Luna.

Este es el cartel anunciador de la venta de los libros de Tintín. Eran un lujo, ya que costaban 75 pesetas. Un TBO valía 2 pesetas y se compraba en los quioscos. Tintín en las librerías, estaba editado a todo color y en tapa dura con tejuelo de tela.

Breves apuntes sobre el cómic

Como tengo una gran deformación profesional no puedo evitar traer aquí esquemáticamente algunos apuntes de mis clases de Literatura Infantil Recuerdo muy bien que el descubrimiento de la elaboración del cómic y su breve historia, causaban bastante admiración. Cuando estamos acostumbrados a ver algo, no le damos el valor que indudablemente tiene.

  • El cómic toma del cine los Planos, el Encadenamiento de planos y los Ángulos de mira.
  • Toma del arte gráfico la Composición de imágenes, la Perspectiva, el Color y la Luz y la Sombra.
  • Toma de la literatura los Textos, los Diálogos y los Signos convencionales.
  • Toma del teatro las Expresiones faciales, los Gestos corporales y el Conjunto de la actuación.
  • Leer una imagen supone un experiencia VISUAL, INTELECTUAL y EMOCIONAL. Significa ver más allá de la propia imagen y descubrir otros códigos y culturas.

En la exposición se ven con claridad todos y cada uno de estos aspectos.

Para terminar decir lo obvio. Hergé era un genio y su inquietud artística le lleva a crear una obra compleja y completa. Si alguien piensa que el cómic es un género menor, estoy segura de que a la vista de esta exposición, cambiará fácilmente de idea. ¡No os la perdáis! Espero que disfrutéis tanto como yo.

 

 

 

 

Pasión por la lectura

Pasión por la lectura

Me preguntan muchas veces cómo despertar la afición por la lectura.

Siempre contesto que lo único que arrastrará a los demás a leer será mostrar nuestra pasión por la lectura.

Se puede hacer sin lanzar un discurso. Es una actitud. Llevar un libro en la mano en lugar del móvil, puede llamarles la atención. ¿Por qué siempre llevas un libro en la mano?  -me preguntaron unos alumnos de 7º una vez. Me gusta mucho leer, es una respuesta simple.

Luego deberán comprobar que lo que les decimos que lean lo hemos leído antes nosotros. Parece una perogrullada, pero no lo es. Vamos muy deprisa y a veces se impone la lectura de obras sin haberla hecho antes. Los niños son muy listos y suelen descubrirlo. Si hay algo que no toleran es la incoherencia, así que en ese momento nos habremos desacreditado solos. Lo que decimos que hay que hacer siempre hay que hacerlo antes.  Para enseñar se necesita saber, pero para educar hay que ser, en este caso coherentes.

No sirve de nada la teoría sobre el tema. Los niños aprenden por imitación. Nuestra pasión desatará su curiosidad y esta es el principio del aprendizaje. En muchas ocasiones el fracaso escolar se produce porque no se despierta suficientemente la curiosidad, es decir, el deseo de explicar cualquier aspecto, situación u objeto, que nos rodea.

Hay que ser curiosos. No debería interesarnos tanto lo que se ve, que puede ser engañoso, como descubrir lo que hay dentro. En el interior de las cosas y en el interior de las personas, está su riqueza. Ese mundo interior, físico o intelectual, explica lo que se ve en la superficie.

En el Manual de Retórica de David Pujante, de Ed. Castalia Universidad, cuya lectura recomiendo, encontramos frases como la transcrita a continuación, que es aplicable al modo en que podemos conseguir hacer lectores.

WAGNER.- ¿[…] cómo se puede aspirar a conducir un día el mundo por medio de la persuasión?
FAUSTO.- No lo conseguiréis sin sentir con fuerza; sin que la inspiración se desborde de vuestra alma; y sin que, por medio de la emoción más violenta, logréis arrastrar los corazones de cuantos os escuchan.
(Goethe, Fausto)

De paso esta pregunta – respuesta nos invita a leer o releer Fausto de Goethe, Col. Letras Universales, Ed. Cátedra.

 

Razones para leer clásicos

Razones para leer clásicos

1-Lanzar un reto al joven lector

 

2-Abrir una ventana al mundo

 

3-Descubrir la complejidad de la trama y los personajes

 

4-Conectar con el mundo de los adultos


5-Ir a la fuente de películas conocidas


6-Desarrollar la capacidad de reflexión


7-Aumentar el espíritu crítico al encontrarse con planteamientos desconocidos


8-Trasladarse a otras épocas y culturas


9-Descubrir la literatura como metáfora de la realidad


10-Aprender a reflexionar e interpretar la propia realidad.

 


Cosette (Ilustración de Gérard Dubois), de Los Miserables de Victor Hugo, adaptación de Luc Lefort, Trad.Denise Macia y Guadalupe Rodríguez, Zaragoza: Edelvives, 2002

Alberto Manguel

Alberto Manguel (Argentina 1948) es uno de los escritores-traductores y editores que considero más interesantes. Me encanta todo lo que leo de él. Es un erudito que reflexiona e investiga ampliamente sobre la lectura y su historia. Escribe generalmente en inglés. 

Aunque este blog es de literatura infantil fundamentalmente, no excluye comentar otras lecturas. Si los adultos no leemos y no reflexionamos sobre el hecho de leer, ¿cómo será posible transmitir este apasionante quehacer a los niños y jóvenes?

Tuve la suerte de conocer a Manguel en una cena en la que nos reunimos varios traductores después de una charla que dio en la feria del Libro de Madrid. Su fácil conversación no desluce para nada su erudición, sino al contrario, la hace accesible y la llena de oportunas anécdotas en torno a la lectura, al lector y a la traducción.

 

Historia de la lectura

Su Historia de la Lectura. Editada por primera vez en castellano en 1997, es una extraordinaria y deliciosa reflexión sobre lo que la lectura supone y ha supuesto para la humanidad a través de los siglos .


Esta edición de Lumen es de 2005, está encuadernada en tapa dura y contiene 350 ilustraciones. La traducción es de Eduardo Hojman. 

Es un libro muy ameno que puede leerse de forma fragmentada atendiendo a los epígrafes, según el que  despierte nuestra personal curiosidad en cada momento.
El libro está dividido en 4 partes:

La última página, Lecturas, Los poderes del lector y El último pliego.

A su vez, las dos partes centrales se subdividen en epígrafes como Leer sombras, Metáforas de la lectura, Ordenadores del universo, Robar libros, La lectura prohibida o El loco de los libros.
Es una historia escrita a partir de la experiencia personal.

El libro comienza así:
Una historia de la lectura diez años después
El destino de todo libro es misterioso, sobre todo para su autor. Una de las inesperadas revelaciones que me deparó la publicación de «Una historia de la lectura» fue el descubrimiento de una comunidad mundial de lectores que, de manera individual y en circunstancias muy distintas de las mías, tuvieron mis mismas experiencias y compartieron conmigo idénticos ritos iniciáticos, iguales epifanías y persecuciones.

La verdad es que nuestro poder como lectores es universal y es universalmente temido, porque se sabe que la lectura puede, en el mejor de los casos, convertir a dóciles ciudadanos en seres racionales, capaces de oponerse a la injusticia, a la miseria, al abuso de quienes nos gobiernan. Cuando estos seres se rebelan, nuestras sociedades los llaman locos o neuróticos (como a don Quijote o a Madame Bovary), brujos o misántropos, subversivos o intelectuales, ya que este último término ha adquirido hoy en día la calidad de insulto /…/  Desde siempre, el poder del lector ha suscitado toda clase de temores /…/ temor al lector individual que puede, a partir de un texto, redefinir el universo y rebelarse contra sus injusticias.

Nuevo elogio de la locura

Otro libro que recomiendo del autor en la misma editorial es El nuevo elogio de la locura, pero que ya está descatalogado; hay que buscarlo en una biblioteca. También fue editado por Lumen, 2006 (trad. Eduardo Hojman). El autor toma como hilo conductor de la obra las frases más célebres de Alicia en el País de las Maravillas para criticar la locura banal de nuestra cultura. Con este libro nos asomamos a diferentes personajes y autores universales. Manguel revela las claves del placer de la lectura.

Cuando el mundo se vuelve incomprensible, buscamos un lugar en el que la comprensión (o la fe en la comprensión) haya sido puesta en palabras. /…/ … en los momentos de oscuridad volvemos a los libros: con el objeto de encontrar palabras y metáforas para lo que ya sabemos.

Os animo vivamente a sumergiros en este fantástico autor.

Exlibris

Exlibris

La palabra exlibris viene del latín ex libris, que significa «de entre los libros». Es una etiqueta o sello grabado que se estampa en el reverso de la tapa de los libros. En ella consta el nombre del dueño del libro o el de la biblioteca a que pertenece el libro. (RAE)
Hace casi un año Cecilia Martínez creó TUUS . Es una marca independiente que diseña y produce exlibris de manera artesanal. Es un producto muy cuidado hecho con  cariño.

Esta empresa acaba de lanzar una colección infantil en colaboración con la ilustradora Ana Safelippo.  Así  pueden identificar sus libros en casa, cuando van al cole o si los intercambian con amigos.

Me ha parecido una buena idea, original para regalo, por eso dedico esta entrada al proyecto.

Ya sabéis que pinchando en las palabras en azul, encontráis los enlaces.
Web: TUUS
Instagram: @bytuus
Leer en verano

Leer en verano

       

Leer en verano ¿es más fácil que en invierno? Cabría hacerse esta pregunta sobre todo ahora que se tiende a contabilizar todo y a hacer estudios y encuestas sobre cualquier cosa.

La respuesta quizás diera con algunas claves sobre el hecho de leer, porque casi siempre, cuando se pregunta a alguien si lee, responde que solo cuando tiene tiempo.
Los lectores «roban» el tiempo a la lectura, tal y como apunta Daniel Pennac en su obra Como una novela. Es algo que me parece también haberle oído a Alberto Manguel y que cualquiera que lee habitualmente ejerce como derecho propio.
Leemos en el autobús, en el metro, de día, de noche, en la peluquería, en la sala de espera del médico…
   Leer nos adentra en otros mundos y de paso  explica el nuestro. Creo que en realidad se lo explica a nuestro subconsciente, porque no racionalizamos siempre y en el momento lo que leemos.
   Harold Bloom  en su ensayo Cómo leer y por qué dice que «leemos para saber que no estamos solos». Es otra realidad. La lectura nos acompaña y nos hace partícipes de un mundo imaginario que se convierte para el lector en algo vivo y real. Y va más allá: » La invención literaria es alteridad, y por eso alivia la soledad». 

¿Leer nos hace mejores?

Lo de que leer nos hace mejores no es una verdad absoluta. Hay grandes lectores que han hecho o hacen,  mucho daño a la humanidad. Lo mismo puede decirse de los libros. La lectura influye poderosamente en el lector, puede ser muy impactante. De ahí que no todo vale en cualquier momento, aunque sí conviene leer de todo a lo largo de la vida.

Lo que hace es que articulemos mejor el pensamiento y se desarrolle nuestra capacidad crítica.

Cada lectura devuelve una imagen de la realidad, como si la viéramos o nos viéramos en un espejo. Y cuando nos miramos en un espejo, podemos mejorar nuestra imagen.  La lectura nos devuelve la de nuestro interior,  aprendemos a conocernos mejor y si queremos podemos mejorar diversos aspectos.
También podemos hablar de impacto positivo y ahí topamos con aquello de «este libro cambió mi vida» o «este libro me ayudó mucho en un momento difícil».

La lectura evade y crea adicción

La lectura  evade de la realidad e inevitablemente relaja al distraernos de lo cotidiano.
A su vez, leer nos descubre otros mundos con tal fuerza que en ocasiones minimiza al menos por un instante,  la propia realidad.
En cada libro hay una terapia escondida, silenciosa, imperceptible.
Leer crea adicción.
Ser adicto a la lectura desde edades tempranas, ayuda a comprender nuestro propio mundo y el que nos rodea, que no es poco.
Leer nos enseña a pensar y mejora la capacidad de comunicación oral y escrita.
Leer abre puertas y ventanas por las que entra aire a raudales.
Leer evade, entretiene y mejora en general el estado de ánimo.
Hay una lectura para cada situación anímica, como hay una lectura para cada edad o lecturas que se pueden hacer a cualquier edad porque siempre resultan novedosas.
Esta es la grandeza del Arte y desde luego, de la Literatura.
«Amar la lectura es trocar horas de hastío por horas deliciosas.
Nunca tuve una tristeza que una hora de lectura no haya conseguido disipar»
                                                                                                 (Montesquieu)
Pintura y lectura (I)

Pintura y lectura (I)

Leyendo


VILHELM HAMMERSHOI
Interior con mujer sentada (1908)
Los cuadros de este pintor danés son para mí especialmente evocadores.
Nada dice que esta mujer esté leyendo, sin embargo es lo que yo veo en esa imagen de luz tenue, llena de matices.
Sobre la mesa de su derecha hay un libro cerrado. La postura que ella tiene es la de alguien que está leyendo. ¿Qué leerá? Queda a nuestra imaginación.
Será algo interesante o quizás simplemente esté hojeando un cuaderno de notas antes de ir a hacer algo.
La luz entra por la ventana del fondo a través de una puerta entreabierta.
Ella está sentada delante de otra puerta abierta. Hay una imagen dentro de otra.
La perspectiva de la casa, de las habitaciones, una detrás de otra, es la perspectiva que se abre en nuestra mente cuando leemos.
La lectura nos abre una puerta y luego otra y otra.
Ilumina nuestra mente con la luz que trasmiten las palabras.
Leer es un acto como este, de soledad, silencio, sosiego… a veces es inquietante. Hay para quienes cuadros como este lo son.
Trata del desasosiego que produce el conocimiento que da lucidez a la mente.
También de la tranquilidad de la mirada íntima.

De la reflexión que permite al lector seguir asomándose al mundo con una perspectiva más.

El collage   (por Lorena Alonso)

El collage (por Lorena Alonso)

¿Qué es el collage?

El término collage, de origen francés, viene de coller, que significa pegar. Es una técnica artística consistente en la unión de distintos elementos sobre un papel, aplicable a otras muchas técnicas audiovisuales, con la finalidad de crear algo nuevo.

Se estima que quienes la practican, pueden desarrollar no solo una visión artística, sino una serie de beneficios increíbles conectados con el subconsciente; ahí radica su principal poder. Es una forma sencilla de empezar a encontrarnos.

La técnica del Collage como estrategia didáctica

Se han realizado test a niños de 5-6 años en el aula, aplicando la técnica del Collage como estrategia para desarrollar la motricidad fina. Los resultados demuestran un desarrollo significativo en el desenvolvimiento en diferentes situaciones como: ejercicios de coordinación, juegos motrices, combinaciones.

La técnica del Collage por tanto, como estrategia didáctica ayuda gratamente en el desarrollo y fortalecimiento significativo de la coordinación motora fina. Se abre así una vía muchas veces inexplorada para  niños con discapacidad o limitaciones en cuanto a la lecto-escritura,  que necesiten un refuerzo en su aprendizaje.

Otro punto que necesita mención aparte, es el de la “comunicación”. El collage es un lenguaje cómodo para expresarse. Se ha demostrado que quienes lo practican se comunican con mayor fluidez.

¿Cuáles son sus dulces beneficios?

  1. Es una práctica sencilla y fácil de hacer en cualquier lugar cuando se quiere empezar. No necesitamos un taller con equipamiento específico. Basta pegamento, tijeras y papeles.
  2. Es un increíble ejercicio para relajarse, mientras elegimos las imágenes y las recortamos nos ayuda a desconectar de otras tareas y preocupaciones, dedicando atención plena a esos instantes, lo que nos permite empezar a conectar con nuestro cuerpo.
  3. Puedes diseñar desde lo más sencillo a lo más complejo y elaborado.​​​​​​​
  4. Es una técnica artística muy asequible: al contrario que la escultura o el óleo, no necesitaremos materiales caros.
  5. Es ecológico: reciclaremos viejos papeles y les daremos nueva vida. Todo se aprovecha en el collage y no contamina. Los niños gozan al jugar con material propio sintiendo atracción por el Collage.
  6. Trabajar en dos dimensiones facilita la apertura de las personas que no han realizado trabajos artísticos y mejora la creatividad y la confianza, es difícil que el resultado no sea satisfactorio puesto que sale de nuestro interior y todo está permitido.
  7. En los niños crea nociones para cortar el material dado. Las figuras nos las van dando las formas según recortamos, este papel se parece a esto, este trocito a esto otro…, por lo que el miedo a no dibujar bien se elimina, desapareciendo la frustración y reforzando la confianza al realizar los trabajos.
  8. Descubrimos nuevos materiales. Los podemos encontrar en revistas, periódicos, papeles de regalo, fotografías o pintarlos nosotros mismos.
  9. Ayuda a jugar ordenadamente con material concreto, y se ha comprobado satisfacción al participar.
  10. Es fácil componer escenas sin temor a no poder rectificar, ya que recortamos y probamos las combinaciones todas las veces que necesitemos antes de pegar.
  11. Es un ejercicio que funciona genial tanto a nivel individual como para trabajar en grupos o en parejas. Se pueden hacer collages colectivos en los que todos aportamos algo al total. Con resultados excelentes para las familias.
  12. Existen grandes artistas de esta técnica, por lo que buscar inspiración en otros y documentarse es muy sencillo. Ver el trabajo de los demás y dejarnos emocionar por ellos nos enseña a transmitir lo que sentimos.
  13. Permite que la persona se sienta cómoda con sus emociones y que pueda lidiar con ellas de la mejor manera, porque al tomar distintos elementos y colocarlos en un plano blanco, puede dar rienda suelta a la creatividad y a los sentimientos que esté experimentando.

 

                        ¡Así que ya sabes! Comienza a practicar en casa o en clase, solo o en grupo. Yo ya lo pongo en practica en mis ilustraciones de cuentos infantiles donde ayudo a escritores a destacar sus obras con resultados estupendos.

Si quieres echar un vistazo a más contenido relacionado con el Collage puedes darte de alta en mi Newsletter y recibir una guía de regalo con los 8 beneficios para escoger al ilustrador de cuentos infantiles adecuado a tu obra y estilo.

¡Ah!, ¿no te lo he dicho? Me llamo Loreta Piruleta.

El cocodrilo azul agradece a Lorena su colaboración. Complementa muy bien los ejercicios necesarios para desarrollar la lectoescritura

 

 

Lectura y escritura- Segunda etapa

Lectura y escritura- Segunda etapa

La segunda etapa de la lectura y escritura es de 6 a 10 años. En esta etapa el niño ya lee  solo. Sigue siendo muy importante el aprendizaje en la escuela y el seguimiento en casa, en la medida de lo posible.

Ya ha aprendido a descifrar el código y ahora deberá aprender a utilizarlo de diferentes formas. La lectura en voz alta en el aula es imprescindible porque hay que pasar del desciframiento de letras y sonidos a la comprensión. Esto no se hace de la noche a la mañana. En lectura y escritura siempre hablamos de proceso abierto.

Leer en voz alta

Le lectura en voz alta obliga a acomodar la vista y el habla. Ya hablan con soltura, pero ahora se trata de leer comprendiendo.  La lectura del profesor en voz alta es fundamental y es el punto de partida para que el alumno aprenda a leer bien. Cuando se lee en voz alta, el auditorio que no tiene el texto delante, debe entender lo que escucha. Los signos de puntuación en la escritura son significativos. Puntuar mal puede cambiar el sentido de una frase. Convertir los signos de puntuación en silencios más o menos breves con modificación ascendente o descendente de la entonación según sean esos signos gráficos, no es cualquier cosa. Hay que respirar a tiempo, porque puede haber un párrafo largo sin apenas pausas. A esto hay que aprender.

A veces caemos en el error de pensar que esto viene solo. Aunque  en clase se mande leer en voz alta, si no han escuchado una lectura adecuada, sea del profesor o grabada, no podrán aprender a hacerlo. Como en todo, para leer y escribir, hay que tener modelos. Para leer en voz alta con sentido puede empezarse por trabajar con poemas o cuentos muy breves.

Normativa lingüística

No se dará en su totalidad hasta cursos posteriores, pero desde pequeños pueden aprender  reglas básicas que les faciliten su aprendizaje. Por ejemplo:  Al inicio de un escrito y después de punto se escribe mayúscula.  La ortografía debe trabajarse poco a poco. Es una cuestión de atención, luego es dicha atención la que requiere un trabajo por parte del profesor, que repercutirá favorablemente en cualquier materia.

Características libros 6-8 años

A esta edad el niño ya tiene interés por leer y escribir. Tienen sus propias preocupaciones y la fantasía en pleno desarrollo. Como aprender a leer y escribir es costoso, es  una satisfacción para ellos, poder hacerlo solos.

La ilustración en color  apoya al texto; tiene que haber un equilibrio entre ambos. El texto será sencillo y habrá diálogos, repeticiones y palabras especialmente sonoras.

Libros 6-7 años

Serie de Sapo y Sepo, de Arnold Lobel (Autor e ilustrador) Trad. Pablo Lizcano, Ed. Alfaguara infantil

Historias de ratones, de Arnold Lobel, Ed. Kalandraka

De Leo Lionni, cualquiera de sus libros.

De Anthony Browne, cualquiera de sus libros.

Libros de Arte para niños

¡Mira qué artista! Alexander Calder,  de Patricia Geis, Ed. Combel 

Descubriendo el maravilloso mundo de Cézanne, de Maria J. Jordà, Ed. Océano

En el Centenario de Gianni Rodari, tenemos Inventando números, Ilus. Alessandro Sanna, Trad. Xosé Ballesteros, Ed. Kalandraka

Libros 7-8 años

En el Centenario de Gianni Rodari: ¿Qué hace falta?, Ilus. Silvia Bonnani, Trad. Xosé Ballesteros, Ed. Kalandraka

27 historias para tomar la sopa, de Ursula Wölfel, Ilus, Pablo Bernasconi, Trad. Pedro Ángel Almeida, Ed. Kalandraka

Recorramos el mundo de la mano del genial autor e ilustrador Miroslav Sasek : Esto es Roma, Esto es Nueva York y otros, Trad. Fausto Isorna, El Patito editorial.

Un poco de Historia vinculada al Deporte: Olimpiadas (De la Antigua Gracia a la actualidad), de Richard Platt, Ilus. Manuela Cappon, Ed. Blume.

El dragón de la luz de la luna, de Cornelia Funke, Trad. Susana Gómez, Ed. Edaf

Para despertar el interés por la escritura creativa: Un castillo de arena de Fernando Alonso Alonso, Ilus. Emilio Urberuaga, Ed.  Oxford University Press

Características de los libros de 8-10 años

A los 8 años los niños ya tienen un dominio mecánico de la lectura y gran capacidad de asimilación. Es la edad más agradecida para enseñar. Son esponjas. Ya son independientes y quieren descubrir el mundo, así que es fácil motivarlos. La función del maestro siempre es despertar la curiosidad, para lo cual él también deberá ser un sujeto curioso e interesado por temas diversos.

El objetivo de la educación en todas sus etapas es abrir puertas y ventanas al mundo, para lo cual es necesaria la lectura, clave en el desarrollo del pensamiento crítico del individuo.

La ilustración interpreta y complementa el texto. Alternará el color y el blanco y negro. Empezarán a interesarse por los tebeos o cómic.

Las narraciones se harán por capítulos. Les interesa conocer el mundo y las diferentes formas de vida. Les gusta el humor en los libros. Los temas responden a sus intereses personales para liberar miedos y ansiedades. Son importantes los libros que tratan temas familiares, escolares y el tema de la amistad.

Les gustan mucho las series con niño-protagonista.

Libros 8-9 años

Heidi, de Johanna Spyri, Ilus. Paul Hey, Ed. Juventud

El misterio de la casa del palomar, de Fina Casalderrey, Ilus.Manuel Uhía Lima, Col. Barco de vapor, ed. SM

El Soldado de plomo, de Hans Christian Andersen, Ilus. Page Tsou, Ed. SM

La serie de El pequeño Nicolás, de Goscinny-Sempé, Ed. Alfaguara

¿Seguiremos siendo amigos? , de Paula Dazinger, Trad. Javier Franco, Ed. Alfaguara 

Para asomarse a la Ciencia: Miradas, de Dieter Wiesmüller, Trad. Ignadi Centelles y Mª José Martín, Ed. Kalandraka

Para conocer el mundo y sus diferentes habitantes: Gente, de Peter Spier,  Trad. Francisco García Lorenzana, Plataforma editorial

Libros 9-10 años

Miguel Delibes, Cuentos. Selec. de textos José Morán, Ilus. Jesús Gabán, Ed. Susaeta

Ben quiere a Anna de Peter Härtling, Ilus. Karin Schubert, Trad. Víctor Canicio, Ed. Loqueleo

El secuestro de la bibliotecaria , de  Margaret Mahy, Ilus. Quentin Blake, Trad. Miguel A. Diéguez, Ed. Alfaguara

Para comprender el misterioso mundo de las matemáticas: El libro de los números, de Linda Quilt, Ilus. Rotraut Susanne Berner, Trad. Carlos Fortea, Ed. Siruela

El Superzorro, de Roald Dahl, Ilus. Quentin Blake, Trad. Ramón Buckeley, Ed. Alfaguara

Las aventuras de Miguel el travieso,  de Astrid Lindgren, Ilus. Björn Berg, Trad. María Escanilla, Ed. Juventud

Zapatos de fuego y sandalias de viento de Ursula Wölfel, Ilus. Heiner Rothfurchs, Trad. Mercedes Conill, Ed. Noguer

 

(Recuerdo que pinchando en las palabras en azul hay enlaces de interés. Si son títulos, el enlace es para la compra del libro).
Lectura y escritura-Primera etapa

Lectura y escritura-Primera etapa

La primera etapa del aprendizaje de la lectura y la escritura, es anterior al hecho de leer. Hay niños que entran en el mundo de la lecto- escritura sin dificultad y hay otros que lo pasan muy mal, aun sin tener dificultades añadidas como puede ser dislexia o hipoacusia, por ejemplo.

Nuestro cerebro

El cerebro humano contiene todo lo que somos: los sentimientos, las emociones y las habilidades de todo tipo. Trabaja a una velocidad vertiginosa y pone en marcha todos los sentidos para organizarse. Según la lingüística  el lenguaje es el pensamiento y la lengua o idioma el vehículo de comunicación. De ahí que sea tan importante aprender la lengua materna sin vacilación.

Primero aprendemos de oído, siempre que no haya una discapacidad auditiva, y después podemos codificar y decodificar el idioma. Primero oímos y hablamos por imitación y posteriormente en la escuela transformamos el habla en escritura. Se inicia un proceso que no finalizará realmente hasta los 18 años.

Preescritura y prelectura

Es una etapa importantísima en el desarrollo del niño. Se trata de sensibilizarse consigo mismo y con su entorno. El crecimiento es espontáneo, aunque requiere cuidados. Esta etapa de 0 a 4 años, tal y como vemos en el esquema anterior, es de aprendizaje. Los niños aprenden por imitación. Es importante desarrollar su lenguaje por medio de la lectura-regazo. Consiste en contarle o leerle un cuento, teniéndolo en brazos o sentándose a su lado. Se desarrollará un vínculo afectivo importante con el adulto que servirá para que adquiera seguridad y equilibrio afectivo. La carga emocional de la lectura no puede perderse de vista.

Hay que tener en cuenta que a los niños hay que hablarles bien, tal y como lo hacemos normalmente, sin poner ¨vocecitas¨ y sin emplear medias palabras o sustitutivos de las que parezcan difíciles para ellos. Es obvio que cuando un niño crece en un ambiente culto, habla bien y su vocabulario es más rico que en el caso contrario. En ambientes desfavorecidos la escuela tiene que suplir lo que en casa no puede aprender. No puede salir un alumno de la escuela, como entró el primer día. La escuela nunca sustituye a la familia, pero sí es un complemento importante y una responsabilidad social.

Hoy en día asistimos a un deterioro del sistema educativo y a un descenso de nivel inadmisible e irresponsable por parte de quienes deberían velar por la calidad de la enseñanza.

Desarrollo sensorial y psicomotor

El desarrollo psicomotor es clave. El conocimiento del cuerpo, derecha-izquierda, delante-detrás, arriba-abajo, es clave para el inicio de la lectura y la escritura. Del mismo modo,  garabatear en papel en blanco y posteriormente hacer líneas rectas y curvas de todo tipo, así como colorear. También es bueno que maneje objetos de diferentes colores, formas y tamaños y los coloque en su sitio. Recortar y pegar es igualmente importante. Todo lo que sea manipulación, facilita la coordinación corporal y el aprendizaje lecto-escritor que vendrá después.

Hasta que no sea capaz de controlar el uso del lápiz, no estará preparado para aprender a leer y escribir. Lo comprobamos cuando por fin vemos que colorea sin salirse del contorno establecido.

Es importante hacer hincapié en que  coja bien el lápiz porque si no, tensará la mano, muñeca y brazo y le dolerá, por tanto escribir se convertirá en sufrimiento. Si le resulta difícil, se puede recurrir a las gomas que ayudan a coger el lápiz correctamente.

También ayuda utilizar libros-juguete. Los hay de plástico para que los manipulen en la bañera. Pasar páginas es un ejercicio de coordinación que requiere haber desarrollado esa destreza. Los libros infantiles tienen las páginas más gruesas que los de adultos para facilitar su uso. Hay libros de cartón, para que realicen ese mismo ejercicio manipulativo. Por ejemplo: El baño de gato, de Satoshi Kitamura, Ed. Anaya, El libro es un objeto con el que hay que familiarizarse y cuanto antes, mejor.

También debemos tener en cuenta que el aprendizaje del vocabulario siempre es por oposición: blanco-negro, alto-bajo, gordo-flaco. Normalmente se aprende casi espontáneamente una palabra y su antónimo al tiempo. En los libros para prelectores se trabaja este tema. Ejemplo: Opuestos, de Roald Dahl, Ilus, de Quentin Blake, Col. Loqueleo, Ed. Santillana

¿Libros o tablets?

Si no queremos perder la esencia del ser humano y desarrollar todas sus habilidades y destrezas, no podemos perder de vista el papel. Precisamente por estar en un mundo digitalizado, hay que prestar atención a las habilidades manuales. Los colegios de moda del Siiicon Valley no tienen ordenadores ni wifi.

(Si pinchas sobre ¿Libros o Tablets y sobre Silicon Valley en azul, encuentras interesantes artículos que hablan del tema).

Esto se lo he repetido insistentemente a mis alumnos de Magisterio por si tienen que trabajar en una escuela que no esté «a la última» en tecnología, para que no «entren en pánico».

En las escuelas que están completamente digitalizadas hay que desarrollar actividades manuales de todo tipo.

Libros de 0-3 años

Características de la ILUSTRACIÓN

Personas, animales y objetos grandes y estáticos

Dibujo simple, realista y de color:  identificable, con representación de acciones.

Se representarán escenas de conjunto con objetos detallados.

No sólo es importante el color sino las diferentes texturas

Características del TEXTO

Los primeros libros serán sin texto, manipulables, en diferentes texturas y que favorezcan el juego visual. Antes he aludido a libros de plástico, también los hay de tela o de corcho. Necesitarán la colaboración del adulto para incorporar las primeras palabras a las imágenes.

También hay libros para esta etapa con breves frases  que se refieran a acciones. Los temas que se tratan son monográficos y realistas.

Ejemplos: Colores, de Roald Dahl, ilus, Quentin Blake, Col. Loqueleo, Ed. Santillana  / La pequeña oruga glotona, de Eric Carle, Ed. Kókinos  / Canción de Navidad, de Nicola Slater, Ed. Combel

Libros de 3-6 años

Características de la ILUSTRACIÓN

Es la etapa del Álbum ilustrado. Son libros en los que predomina la ilustración en color sobre el texto.

Características del TEXTO

Se narran pequeñas historias de forma clara y concisa. Responden a experiencias vitales.  La mayoría de los protagonistas son animales. Es la etapa del ¿Por qué? y la etapa en la que se inicia la distinción entre el bien y el mal, así que muchos de los libros responden a estas cuestiones. La lectura del adulto es fundamental. Sea en casa o en la escuela, los niños tienen que escuchar historias. No hay que esperar a que cumplan 3 años para contárselas.

Estas son características y sugerencias objetivas que nunca pueden ser limitantes.

Ejemplos: 

Clásicos infantiles siglo XX

 Adivina cuánto te quiero de Sam McBratney, con ilustraciones de Anita Jeram, Ed. Kókinos,

La serie de Tú y yo osito de Martin Wadell, ilus. de Barbara Firth, Ed. Kókinos.

La serie de Olivia,  Olivia recibe la Navidad de Ian Falconer. Ed. FCE

Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak, Ed. Kalandraka

Siglo XXI

Una carta para Papá Noel, de Emma Yarlet, Ed. Edelvives

La primera aventura del Ratoncito Pérez, de José Carlos Andrés y Betania Zacarias, Ed. Nubeocho,

La fábrica de turrón, de Valeria Liselova, Ilus. de Sara Casilda , Ed. Corimbo.

Perdido en la ciudad, de Sydney Smith, Ed. Libros del Zorro rojo

 

(Pinchando en las palabras en azul, se encuentran los enlaces para comprar libros)

Babar y otros animales

Babar y otros animales

Los animales son protagonistas en múltiples historias infantiles. Babar y otros animales aquí citados se harán enseguida amigos de los niños.

Todos los niños tienen un oso, conejo, jirafa, elefante, incluso cocodrilo de peluche, con el que duermen, al que se abrazan y pasean y al que cuentan todas sus historias. Son los principales protagonistas de las historias dedicadas a las primeras edades.

En esta ocasión voy a comentar varios libros que entusiasmarán sin duda a los primeros lectores. Como ya he dicho en otras ocasiones, consideramos primeros lectores a los niños que manejan ya y manipulan los libros, aunque se los lea un adulto. Estos libros son apropiados para niños de 3 a 6 años.

Jean de Brunhoff  (1899-1937), es sin lugar a dudas uno de los grandes creadores de la literatura infantil. Su personaje BABAR, ha resultado clave en la formación de lectores de varias generaciones. Brunhoff empezó a escribir las historias de este elefante, para sus hijos. Algunas se las contaba su mujer a los niños por las noches; él se sumó a esta aventura. Las escribió en cuadernos de 37×27 cm. y se publicaron así en 1931. El primer libro es: La historia de Babar, después llegaron El viaje de Babar y El rey Babar en 1932 y 1933. En 1936 El ABC de Babar y Las vacaciones de Zéfiro. En 1938 se publica póstumamente Babar y Papá Noel.

Su hijo Laurent continuó su obra a partir de 1945.

Tenemos la suerte de que la editorial Blacki Books de Barcelona, ha recopilado todas las historias de Babar en un solo volumen este año 2020, con el título Babar (Todas las historias), con traducción de Juan Carlos Silvi y la valiosa introducción que escribió Maurice Sendak en el 50 aniversario de Babar.

Maurice Sendak (1928-2012). Premio Andersen de Ilustración 1970 y Premio Memorial Astrid Lindgren 2003. Conocido por su obra maestra Donde viven los monstruos, citado en otra entrada de este blog.https://elcocodriloazul.com/para-pequenos/. Además de la introducción al libro de Brunhoff recientemente editado, traigo aquí Lluvia de cocodrilos. Es un alfabeto en versión de Gloria Fuertes, que hará las delicias de los más pequeños. Está editado por Kalandraka.

Tomi Ungerer (1931-2019). Premio Andersen de Ilustración 1998), es otro de los grandes clásicos contemporáneos para niños,  De él dijo Sendak: «Tomi es un genio espectacular». La editorial Blackie Little, publica con traducción de Miguel Azaola, La bestia del señor Racine, obra en la que se puede aprender que la felicidad nada tiene que ver con el dinero.

Y finalmente presento la obra de autor e ilustrador  nacidos en los años 70. Se trata de Perro apestoso, publicado por Blackie Books y que es el primer libro de una serie que narra las aventuras de este perro tan original. Los autores son Colas Gutman y Marc Boutavant. La traducción es de Jan Martí.Destaca el sentido del humor y el optimismo del personaje.   

Ediciones de Platero

Ediciones de Platero

Las ediciones de Platero son numerosas e ininterrumpidas desde 1914 hasta hoy. Hay versiones infantiles y versiones completas. La primera versión infantil la hizo el propio autor en 1914 y fue reducida, no adaptó nunca el texto.

A partir de entonces casi todas las denominadas ediciones infantiles que destacan sobre todo por la ilustración, parten de esta versión original del autor. En 2014 trabajé con 49 versiones para una ponencia de un Simposio Internacional sobre Platero y yo.

Es imposible reproducir todo. Aquí presento las ediciones que me parecen especialmente relevantes.

Lectores de 4 a 7 años

Edición para que los más pequeños se familiaricen con el autor. Es una breve antología de Juan Ramón Jiménez que incluye la primera secuencia o capítulo de Platero y yo. Hay que felicitar a la editorial por mantener el texto original en este y otros libros de poetas clásicos de esta colección. Las ilustraciones son de Violeta Monreal. (A partir de 4 años)
Ingenioso Platero para primeros lectores (A partir de 6 años). Se editó por primera vez en 2005 con texto de Carlos Reviejo e ilustraciones de Ulises Wensell, uno de los mejores y más tiernos ilustradores españoles del siglo XX. La letra del libro es cursiva y el niño tiene que desarrollar la imaginación y hacer un esfuerzo de lectura y concentración para colocar las palabras adecuadas a cada dibujo al hilo de la lectura.
En «La historia de Platero» Estrella Borrego recrea la obra de Juan Ramón Jiménez brevemente. Destacamos el alejamiento del texto original con un gran acierto  que consiste en acudir al rescate de palabras que pueden considerarse difíciles para los primeros lectores y que la mayoría de versiones infantiles elimina. Es consciente de la riqueza del texto de Juan Ramón, así como de su sonoridad.Los pequeños lectores conocerán el significado de las palabras por el contexto. A esto es a lo que yo llamo escribir para lectores inteligentes. El ilustrador de este álbum es Subí. los colores conectan a la perfección con el colorido de la obra original. En la breve biografía final, se destaca la afición de Juan Ramón Jiménez por la pintura. Finalmente se decantó por pintar la realidad con palabras.

Lectores  de 8-10 años

 

Edición escolar para Primaria. Es una buena selección de textos de Juan Ramón Torregrosa, con notas y actividades. Las ilustraciones son de Jesús Gabán. Consta de 35 capítulos algunos de los cuales no figuran en casi ninguna de las ediciones abreviadas, en concreto, La miga, Las brevas, La azotea, El pan, Aglaé, Lord, La perra parida, Los toros y Almirante.  Me parece una acertada edición didáctica. (A partir de 9 años) https://amzn.to/3blvKcE
Antología de Juan Ramón Jiménez, la única que se encuentra en papel y  en formato digital desde 2013. José Morán selecciona cuidadosamente los textos de Juan Ramón Jiménez. Son 50 textos poéticos, de los cuales 10 son de Platero y yo. Hay que celebrar que se mantenga  el lenguaje original de los textos sin anotaciones. Solamente se ha abreviado y actualizado la ortografía, cuestión que se justifica en el prólogo. Las ilustraciones son acuarelas de Juan Ramón Alonso que recrean el colorido del autor en su obra. (A partir de 10 años).

A partir de 11 años

Exquisita edición íntegra de la editorial Jaguar que invita a la lectura. Las ilustraciones son de David González. Está editado en tapa dura y en edición de bolsillo. https://amzn.to/2H4w41y 

A partir de 14 años

 

Un regalo estupendo, por su edición íntegra y cuidada, introducción e ilustración. El prólogo y notas son de Juan Mata. Las ilustraciones de Thomas Docherty. El prólogo se titula, de forma tan original como acertada:  «Leer naranjas, oler poemas»  Evoca la niñez en Andalucía y el afecto y la confianza que despertaba el burro en los niños que no tenían animales.  (A partir de 14 años)

Ediciones imprescindibles para estudiar  o profundizar en la obra


La del mayor especialista en Juan Ramón Jiménez, Michael P. Predmore, imprescindible para profundizar en la obra desde el punto de vista lingüístico, histórico y literario.   https://amzn.to/2UwCRsV

 

La edición que todos los profesores deberían conocer por su magnífica introducción e interpretación del texto, Recomendada para estudiantes de 2º de Bachillerato, universitarios y personas que se acerquen por primera vez a esta obra.  https://amzn.to/39jNWl5.
(Estudio completo en: Cien años de Platero y yo (1914-2014), Biblioteca de Estudios Juanramonianos, Ediciones Universidad de Huelva, bajo el título:  Platero y yo: Un siglo de adaptaciones para niños (Ana Mª Navarrete Curbelo, pp.43-64).

 

 

 

 

1808 visto por Galdós

1808 visto por Galdós

Pérez Galdós y los perros

Galdós en el monte (Imagen cedida por la Casa-Museo Galdós-Las Palmas de Gran Canaria)

Centenario de la muerte

Este año se celebra el Centenario de la muerte de Galdós. Al ver los actos conmemorativos  inevitablemente  pienso en «1808 visto por Galdós» . Fue una exposición que realicé en el 2008. Se celebraba entonces el  Bicentenario de la Guerra de la Independencia. Me hubiera encantado rescatar la exposición  de los sótanos o almacenes de la Comunidad de Madrid y reponerla para la ocasión.

Fue una Exposición  dirigida a estudiantes de ESO y Bachillerato que se inauguró en la Biblioteca Pública Manuel Alvar el 25 de Septiembre, donde permaneció hasta el 23 de Noviembre de 2008. Después hizo un recorrido por otras Bibliotecas de la Comunidad de Madrid durante todo aquel año.

La Organización y Patrocinio corrió a cargo de la Dirección General de Archivos, Museos y Bibliotecas de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid.

Dio vida a los contenidos de la exposición con su diseño y diseño gráfico, Jesús Moreno & Asociados, con cuyo equipo fue un placer trabajar; las ilustraciones corrieron a cargo de Pablo Velarde.

Colaboraron las siguientes Instituciones:

Casa-Museo Pérez Galdós (Cabildo de Gran Canaria), El Museo del Ejército, el Museo Nacional del Prado, El Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernado, las Editoriales Alianza, Anaya y Edelvives y el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

La tienda de la calle Mayor 41, Vicente Rodríguez, prestó miniaturas de plomo correpondientes a la época. Esta tienda ya no existe.

Libros y soldaditos de plomo de época

Agradezco a todos su amabilidad y las facilidades que me dieron para acceder a sus fondos y reproducir distintos materiales. Fue un trabajo muy interesante que llevé a cabo durante un año.

Es una pena que estas cosas se pierdan, el esfuerzo realizado por todos, mereció la pena.

Sobre la novela

El narrador de los Episodios Nacionales correspondientes a la Guerra de la Independencia es Gabriel de Araceli. Su voz resuena en los siguientes textos que corresponden a diferentes paneles.

Panel sobre Gabriel de Araceli

                   El tránsito de la niñez a la juventud parece el esbozo de un drama, cuyo plan apenas se entrevé en el balbuciente lenguaje de los primeros afectos y en la indecisión turbulenta de las primeras acciones varoniles.
Cosas hay en mi vida que parecerán de novela, aunque no creo que esto sea peculiar en mí, pues todo hombre es autor y actor de algo que si contara y escribiera habría de parecer escrito y contado para entretenimiento de los que buscan recreo en las vidas ajenas, hastiados de la propia por demasiado conocida. No hay existencia que no tenga mucho de lo que hemos convenido en llamar novela (no sé por qué), ni libro de este género por insustancial que sea, que no ofrezca en sus páginas algún acento de vida real y palpitante. 

(Benito Pérez Galdós: La Corte de Carlos IVcap. XXIX)

Sobre el teatro

                            El sí de las niñas se estrenó en enero de 1806. Mi ama trabajaba en los Caños del Peral, porque el Príncipe, incendiado unos años antes, no estaba aún reedificado. La comedia de Moratín, leída varias veces por éste en las reuniones del Príncipe de la Paz y de Tineo, se anunciaba como un acontecimiento literario que había de rematar gloriosamente su reputación. Los enemigos en letras, que eran muchos, y los envidiosos, que eran más, hacían correr rumores alarmantes, diciendo que tal obra era un comedión más soporífero que La mojigata, más vulgar que El barón y más anti-español que El café. Aún faltaban muchos días para el estreno, y ya corrían de mano en mano sátiras y diatribas, que no llegaron a imprimirse. Hasta se tocaron registros de pasmoso efecto entonces, cuales eran excitar la suspicacia de la censura eclesiástica, para que no se permitiera la representación; pero de todo triunfó el mérito de nuestro primer dramático, y El sí de las niñas fue representado el 24 de enero.

(Benito Pérez Galdós: La Corte de Carlos IV, cap. Cap. II)

Este libro fue el obsequio que los editores I.G: SEIX Y BARRAL HNOS., S.A:, hicieron en la Navidad de 1959. Se expuso en la Biblioteca Manuel Alvar junto a otros. Es la edición del fragmento de La Corte de Carlos IV, que Galdós dedica al estreno de la obra de Moratín (Colección particular).


Goya

Llegó la noche, y la función de la marquesa era preparada con mucha actividad. /…/
Describiré aquella hermosa mansión para que ustedes puedan formarse una idea de su esplendor en tan célebre noche. Don Francisco de Goya había sido encargado del ornato de la casa, y casi es excusado elogiar lo que corría por cuenta de tan sabio maestro. /…/ El salón donde estaba el teatro era el más alegre. Goya había pintado habilísimamente el telón y el marco que componían el frontispicio. El Apolo que tocaba no sé qué lira o guitarra en el centro del lienzo, era un majo muy garboso, y a su lado nueve manolas lindísimas demostraban en sus atributos y posturas que el gran artista se había acordado de las musas. Aquel grupo era encantador; pero al mismo tiempo la más aguda y chistosa sátira que echó al mundo con sus mágicos colores don Francisco de Goya; porque hasta el buen Pegaso estaba representado por un poderoso alazán cordobés que, cubierto de arreos comunes, brincaba en segundo término. En el marco menudeaban los amorcillos, copiados con mucho donaire de los pilluelos del Rastro. No era aquella la primera vez que el autor de los Caprichos se burlaba del Parnaso.

(Benito Pérez Galdós: La Corte de Carlos IV, Cap. XXII)

Biografía para niños de Montero Alonso, Ilustraciones de J. Luis Mazuelos Alonso, Madrid: Ediciones Madrid, 1946

 

 


El presentimiento de la guerra


En la atmósfera, en el ambiente moral del pueblo había no sé qué sombras avanzadas de aquellos desastres no conocidos todavía. Sin explicarme el motivo de mis temores, yo creía ver por todas partes la imagen lúgubre de la guerra con formas que no podía determinar, y aquella imagen pasaba ante mí veloz, horripilante, ordenándome que la siguiera… ¡Oh! ¡Cuán pronto corrimos tras ella todos los españoles! Vino la revolución de Aranjuez, vino el Dos de Mayo, día de sangre y luto /…/

(Benito Pérez Galdós: La Corte de Carlos IV cap. XXIX)

 

Primera edición de los Episodios Nacionales (Casa-Museo Pérez Galdós, Las Palmas de Gran Canaria)

Fotos de la exposición

Despacho de Galdós

Mesa que recrea la del autor. Contiene un CD interactivo

El CD interactivo que completaba la información de los paneles,  se regalaba a los profesores que acompañaban a los grupos visitantes para que pudieran seguir y completar el trabajo en el aula.

 

 

 

 

 

Plano de Madrid con los lugares más importantes del 2 de Mayo y los que corresponden a la vida de Galdós en Madrid.

 

El 2 de mayo

                    Durante nuestra conversación advertí que la multitud aumentaba, apretándose más. Componíanla personas de ambos sexos y de todas las clases de la sociedad, espontáneamente reunidas por uno de esos llamamientos morales, íntimos, misteriosos, informulados, que no parten de ninguna voz oficial, y resuenan de improviso en los oídos de un pueblo entero, hablándole el balbuciente lenguaje de la inspiración. /…/ raras veces presenta la historia ejemplos como aquél, porque el sentimiento patrio no hace milagros sino cuando es una condensación colosal, una unidad sin discrepancias de ningún género, y por lo tanto una fuerza irresistible y superior a cuantos obstáculos pueden oponerle los recursos materiales, el genio militar y la muchedumbre de enemigos.El más poderoso genio de la guerra es la conciencia nacional, y la disciplina que da más cohesión, el patriotismo.                                          (Galdós, Episodio 3, El l9 de Marzo y el 2 de Mayo, cap. XXVI)

Rebelión del pueblo en Madrid

Pero lejos de determinar la presencia de los artilleros una dispersión general, casi toda la multitud corría hacia la calle Nueva …. Una detonación espantosa heló la sangre en mis venas, y vi caer no lejos de mí algunas personas heridas por la metralla. Aquel fue uno de los cuadros más terribles que he presenciado en mi vida. La ira estalló en la boca del pueblo de un modo tan formidable, que causaba tanto espanto como la artillería enemiga. /…/ …corrieron todos hacia la calle Mayor. No se oían más voces que “armas, armas, armas”. Los que no vociferaban en las calles, vociferaban en los balcones, y si un momento antes la mitad de los madrileños eran simplemente curiosos, después de la aparición de la artillería todos fueron actores. Cada cual corría a su casa, a la ajena o a la más cercana en busca de un arma, y no encontrándola, echaba mano de cualquier herramienta. Todo servía, con tal que sirviera para matar.  El resultado era asombroso. Yo no sé de dónde salía tanta gente armada. Cualquiera habría creído en la existencia de una conjuración silenciosamente preparada; /…/ La calle Mayor y las contiguas ofrecían el aspecto de un hervidero de rabia, imposible de describir por medio del lenguaje. El que no lo vio, renuncie a tener idea de semejante levantamiento.

(Galdós: Episodio 3, El 19 de Marzo y el 2 de Mayo, cap. XXVI)

Panel correspondiente a La carga de los mamelucos en la Puerta del Sol

La carga de los mamelucos

Llegar los cuerpos de ejército a la Puerta del Sol y comenzar el ataque, fueron sucesos ocurridos en un mismo instante. Yo creo que los franceses, a pesar de su superioridad numérica y material, estaban más aturdidos que los españoles; así es que en vez de comenzar poniendo en juego la caballería, hicieron uso de la metralla desde los primeros momentos.

               La lucha, mejor dicho, la carnicería era espantosa en la Puerta del Sol. Cuando cesó el fuego comenzaron a funcionar los caballos, la guardia polaca, llamada noble, y los famosos mamelucos cayeron a sablazos sobre el pueblo, siendo los ocupadores de la calle Mayor los que alcanzamos la peor parte, porque uno por uno y otro flanco nos atacaban los feroces jinetes. El peligro no me impedía observar quién estaba en torno mío, y así puedo decir que sostenían mi valor vacilante, además de la Primorosa, un señor grave y bien vestido que parecía aristócrata, y dos honradísimos tenderos de la misma calle, a quienes yo de antiguo conocía.

(Galdós, El 19 de marzo y el 2 de mayo, cap. XXVII)

Daoíz y Velarde

      Llegué a la calle en momentos muy críticos. Las dos piezas de la calle de San Pedro habían perdido gran parte de su gente, y los cadáveres obstruían el suelo. La colocada hacia poniente había de resistir el fuego de la de los franceses, sin más garantía de superioridad que el heroísmo de don Pedro Velarde y el auxilio de los tiros de fusil. /…/

Llegó el instante crítico y terrible. Durante él sentí una mano que se apoyaba en mi brazo. Al volver los ojos vi un brazo azul con charreteras de capitán. Pertenecía a don Luis Daoíz, que herido en la pierna, hacía esfuerzos por no caer al suelo, y se apoyaba en lo que encontró más cerca. Yo extendí mi brazo alrededor de su cintura, y él, cerrando los puños, elevándolos convulsamente al cielo, apretando los dientes y mordiendo después el pomo de su sable, lanzó una imprecación, una blasfemia, que habría hecho desplomar el firmamento, si lo de arriba obedeciera a las voces de abajo. /…/

             Los franceses se arrojaron sobre nosotros con empuje formidable. El primero que cayó fue Daoíz, traspasado el pecho a bayonetazos. Retrocedimos precipitadamente hacia el interior del Parque todos los que pudimos, y como aún en aquel trance espantoso quisiera contenernos don Pedro Velarde, lo mató de un pistoletazo por la espalda un oficial enemigo. Muchos fueron implacablemente pasados a cuchillo; /…/ Por fortuna, yo no estaba herido sino muy levemente en la cabeza, y pude ponerme a cubierto en breve tiempo; al poco rato ya no pensaba más que en volver a mi casa, /…/…al llegar a la calle de San José, encontré aquel sitio inundado de gente del pueblo, especialmente de mujeres, que reconocían los cadáveres. /…/ Yo vi llevar el cuerpo, vivo aún, de Daoíz en hombros de cuatro paisanos, y seguido de apiñado gentío. Don Pedro Velarde oí que había sido completamente desnudado por los franceses, y en aquellos instantes sus deudos y amigos estaban amortajándole para darle sepultura en San Marcos.

(Galdós, El 19 de marzo y el 2 de mayo, cap. XXX)

Los fusilamientos de la Moncloa

   /…/ yacían por el suelo las víctimas aún palpitantes, y no lejos de ellas, las que esperaban la muerte. Vi que las ataban codo con codo, obligándoles a ponerse de rodillas, unos de espaldas, otros de frente. Los más extendían los brazos, agitándolos al mismo tiempo que lanzaban imprecaciones y retos a los verdugos; algunos escondían con horror la cara en el pecho del vecino; otros lloraban; otros pedían la muerte, y vi uno que rompiendo con fuertes sacudidas las ligaduras, se abalanzó hacia los granaderos. Ninguna fórmula de juicio, ni tampoco preparación espiritual, precedían a esta abominación: los granaderos hacían fuego una o dos veces, y los sacrificados se revolvían en charcos de sangre con espantosa agonía.

Algunos acababan en el acto; pero los más padecían largo martirio antes de expirar, y hubo muchos que, heridos por las balas en las extremidades y desangrados. Sobrevivieron después de pasar por muertos, hasta la mañana del día siguiente, en que los mismos franceses, reconociendo su mala puntería, los mandaron al hospital. /…/

Los franceses, aunque a quemarropa, disparaban mal, y algunos de ellos, preciso es confesarlo, con marcada repugnancia, pues sin duda conocían el envilecimiento en que habían repentinamente caído las águilas imperiales.

(Galdós, El 19 de marzo y el 2 de mayo, Cap. XXXII)

 

A través de la ficción Galdós retrata España como nadie. Recomiendo vivamente la lectura de Los Episodios Nacionales. Es una forma amena de acercarse a la Historia de España del siglo XIX e inicios del siglo XX.

 

Metaliteratura

Metaliteratura

La  metaliteratura es posible en los libros infantiles.

El autor contemporáneo que más admiro, Anthony Browne, lo ha conseguido magistralmente y en pocas páginas en «Los cuentos de Willy». 

Willy

Sobre el famoso chimpancé del autor, hablé en la entrada correspondiente a dicho autor en este mismo blog.

El narrador es Willy, que invita al lector a atravesar con él  las puertas que le lanzan  a maravillosas aventuras.

Hace falta ser un genio para introducir de forma sutil a los niños en el mundo del arte en general, tal como hace Browne en Willy el soñador y en el mundo de la literatura en particular como hace en este último libro. La primera edición en inglés data del 2014. La primera edición en español es de 2018, del Fondo de Cultura Económica en la colección Los especiales «A la orilla del viento».

Anthony Browne dedica el libro a todos los autores e ilustradores que le inspiraron.

Hay elementos recurrentes en las obras de Anthony Browne. En Willy el soñador los plátanos están presentes en cada una de las ilustraciones.

En esta ocasión el elemento recurrente es el libro. Unos y otros elementos son los que deberá encontrar el lector. En todos los casos dan sentido a la historia.

La lectura del álbum ilustrado

Como en cualquier álbum ilustrado, se lleva a cabo una lectura simultánea del texto y la imagen.

Si el lector aún no sabe leer, mirará la imagen al hilo de lo que el adulto lee, asociándola hábilmente a las palabras. Tras varias lecturas de un texto, será capaz de pasar las páginas en el momento correspondiente. También recitará la historia mirando solamente las ilustraciones.

Si el adulto introduce nuevos elementos o los cambia, el niño le corregirá. Es un magnífico ejercicio que permite ver cuál es realmente su capacidad de atención y su memoria.

Los cuentos de Willy

Se puede hacer una lectura superficial e inocente del libro, respondiendo a las preguntas con que cierra cada secuencia mirando la ilustración.

También puede hacerse una lectura posterior en la que se vaya a la obra aludida. Es una historia que contiene otras muchas historias.

 En cada secuencia se esconde un clásico de la literatura universal. Si somos buenos lectores, veremos todas las referencias escondidas. El autor se compadece de los lectores en la ilustración final.

La sutileza es una de las características de este autor infantil. Sus obras son sugerentes. Y es que escribe pensando en pequeños lectores inteligentes. La literatura debe sugerir más que decir. Cuando en una obra todo está dicho de forma explícita, resulta aburrida porque el lector no resuelve nada. Esto que es una realidad en la literatura de adultos, lo es igualmente en la literatura infantil.

Creo que me apasiona este autor porque sus libros nunca se acaban. Admiten diversas lecturas para diferentes etapas lectoras. Las ilustraciones son igualmente sugerentes y originales. Es un autor que ningún lector se puede perder.

 

 

Hipoacusia

Hipoacusia

La hipoacusia o bajo nivel de audición afecta a muchos niños desde edades tempranas. En general la pérdida auditiva está asociada a la madurez y ancianidad, pero es un concepto erróneo.

Aprender de oído

Aprendemos a hablar de oído. Una buena audición es esencial para aprender la lengua materna, no solo a nivel oral, sino también escrito.

La hipoacusia puede ser de nacimiento o adquirida en meses o a lo largo de los años. En los niños es muy difícil detectarla, puesto que alguien que no ha oído nunca al 100% por cada oído, no puede saber cómo es la audición más baja.

En casa y en la escuela

Esta pérdida auditiva no se notará tanto en casa como en los primeros años escolares. En casa reconoce los sonidos, el espacio es más pequeño y sabe dónde situarse para oír a cada uno. En la escuela tendrá un sitio asignado y el sonido se perderá en el aula. Es fundamental que pueda sentarse delante, por ejemplo.

Situaciones frecuentes

Llamamos al niño en el parque para merendar y no responde. Al ir donde está y decir que le estamos llamando, su respuesta es tan simple como: «Mamá, no te he oído». Cuando esta situación se da muchas veces, pensaremos de forma automática que es desobediente. Trataremos infructuosamente de corregir esa actitud; la realidad no es lo que parece.

En la escuela se acusará el mismo problema y los maestros le calificarán de indolente, distraído y falto de interés.

Aislamiento

Seguramente cuando se ponga a los niños a trabajar en grupo se retraerá y aislará. Será considerado poco sociable y antipático. Lo que nadie piensa es que no oye bien. Si está de espaldas respecto al hablante o en círculo amplio donde se cruzan las intervenciones o si el profesor está hablando mientras escribe en la pizarra, la criatura no entenderá nada.

Oír y entender

El problema de la hipoacusia no es «no oír» sino «no entender». Hay sonidos que no se discriminan. Confundirá palabras y le resultará más difícil que a otros niños responder a las demandas del profesor. Por ejemplo, si se dice vamos a dibujar un gato, quizás dibuje un pato. Esto no debería ser motivo de enfado, sino de observación. Si el hecho se repite, es que el niño no oye bien. No es desidia, no es desobediencia, no es dislexia, no es déficit de atención. No oye bien. Es un problema auditivo.

Llamada de atención

El día 23 de septiembre se ha publicado un artículo en ABC con el siguiente titular: «Es muy frustrante para los niños sordos ir al colegio sin un intérprete: se sienten como un mueble, no se enteran de nada».

Es una llamada de atención muy seria para atender a una de tantas realidades desatendidas en nuestro sistema educativo. Pero si hay 9.000 niños en España con este hándicap ¿No habrá al  menos la mitad con algo, aparentemente más leve, que es la hipoacusia o baja audición?

Yo he tenido alumnos que se han dado cuenta de su deficiente audición en la universidad. Ya son adultos y pueden constatar que no oyen bien. En la infancia no lo pueden decir. Solo lanzan señales. Una es el continuo «no te he oído», «me has dicho eso», «¿me lo decías a mí? y expresiones similares.

Pocas personas dan al oído la importancia que tiene. Es obvio decir que es fundamental para a prender a leer y escribir correctamente, así como para relacionarse con los demás.

Los audífonos

Conviene saber que los audífonos suplen en parte la falta de audición y frenan su caída, pero no completamente. No restituyen el oído. Uno se pone gafas y ve. Aun con los audífonos más sofisticados del mercado, esto no ocurre. Se puede oír, pero entender es diferente.

Se entiende en función de la acústica del lugar, del timbre de voz del hablante, de su vocalización y de los fonemas cuya discriminación sea dificultosa para el sujeto. De ahí que alguien que no oye bien «salga por peteneras» en una conversación.

Está pacientemente escuchando y cuando no entiende, no participa y procura sonreír y hacer como si entendiera. Si los demás ríen también lo hace, pero cuando por fin cree haber entendido y decide intervenir, puede meter la pata. Si no le interrogan directamente, con el paso del tiempo preferirá no intervenir para no errar.

Mundo interior

Los niños que no oyen bien suelen tener un mundo interior muy rico. Son muy observadores y reflexivos. Gustan de la lectura, la escritura  y la pintura. Incluso pueden demandar aprender un instrumento musical. Su baja audición no impedirá realizar esta actividad. Tampoco conviene impedirles aprender idiomas. Por el contrario, pueden ser buenos traductores, no intérpretes, obviamente. Sería importante que se valoraran estas tareas que se realizan individualmente.

Les gusta relacionarse con los demás, pero hay que ayudarles. Tienen que superar el miedo que supone no entender al otro. El miedo a decir lo que no corresponde, el miedo a fallar. Tienen que soportar expresiones como «no te enteras de nada» que es sumamente frustrante. Tienen que superar el miedo a que se rían de ellos por entender mal. También tengo que decir que hay a quien le suspenden en lengua por confundir palabras en el dictado, a pesar de leer y escribir historias geniales. En idiomas pasa igual, en lo oral suspenden. ¿No deberían estar exentos de estas actividades? Si se les atiende con paciencia e individualmente en estas tareas, podrán con ellas, si no, fracasarán.

Tecnología

He hablado antes de los audífonos. Actualmente, los audífonos se pueden conectar a través del móvil con un minúsculo micrófono que se le pide al profesor que se ponga para que le entre el sonido en directo como si llevara auriculares. ¿Quieren creer que hay profesores que se niegan a ponérselo?  También hay aparatos que podrían ponerse en las aulas u otros lugares públicos, para que quienes tienen audífonos se conectaran directamente y pudieran seguir el discurso correspondiente. Del mismo modo, si un profesor no oye bien, podría conectar sus audífonos. Esto facilitaría entender a los alumnos.

Hay canales de TV que tienen subtítulos, otros no. Para los niños no se recomienda que en un principio recurran a los subtítulos, pero son muy importantes a posteriori.

 

Premio Andersen 1956-2018

Premio Andersen 1956-2018

El Premio Andersen  considerado el Nobel de la Literatura Infantil, otorgado por  la International Board on Books for Young People  (IBBY),  y creado en 1956, se concede en dos categorías: escritores (desde 1956) e ilustradores (desde 1966).

ESCRITORES

1956 – Eleanor Farjeon (Reino Unido)
1958 – Astrid Lindgren (Suecia)
1960 – Erich Kästner (Alemania)
1962 – Meindert DeJong (Estados Unidos)
1964 – René Guillot (Francia)
1966 – Tove Jansson (Finlandia)
1968 – James Krüss (Alemania) y José María Sánchez Silva (España)
1970 – Gianni Rodari (Italia)
1972 – Scott O’Dell (Estados Unidos)
1974 – María Gripe (Suecia)
1976 – Cecil Bødker (Dinamarca)
1978 – Paula Fox (Estados Unidos)
1980 – Bohumil Riha (Checoslovaquia)
1982 – Lygia Bojunga Nunes (Brasil)
1984 – Christine Nöstlinger (Austria)
1986 – Patricia Wrightson (Australia)
1988 – Annie M. G. Schmidt (Países Bajos)
1990 – Tormod Haugen (Noruega)
1992 – Virginia Hamilton (Estados Unidos)
1994 – Michio Mado (Japón)
1996 – Uri Orlev (Israel)
1998 – Katherine Paterson (Estados Unidos)
2000 – Ana Maria Machado (Brasil)
2002 – Aidan Chambers (Reino Unido)
2004 – Martin Waddell (Irlanda)
2006 – Margaret Mahy (Nueva Zelanda)
2008 – Jürg Schubiger (Suiza)
2010 – David Almond (Reino Unido)
2012 – María Teresa Andruetto (Argentina)
2014 – Nahoko Uehashi (Japón)
2016- Cao Wenxuan (China)
2018 – Eiko Kadono (Japón)

 

Destaco en negrita los dos escritores en lengua castellana que han recibido este Premio.

 

ILUSTRADORES

El premio de ilustración se concede desde 1966.

1966 – Alois Carigiet (Suiza)
1968 – Jiří Trnka (Checoslovaquia)
1970 – Maurice Sendak (Estados Unidos)
1972 – Ib Spang Olsen (Dinamarca)
1974 – Farshid Mesghali (Irán)
1976 – Tatjana Mawrina (Unión Soviética)
1978 – Svend Otto S. (Dinamarca)
1980 – Suekichi Akaba (Japón)
1982 – Zbigniew Rychlicki (Polonia)
1984 – Mitsumasa Anno (Japón)
1986 – Robert Ingpen (Australia)
1988 – Dusan Kállay (Checoslovaquia)
1990 – Lisbeth Zwerger (Austria)
1992 – Kveta Pacovská (República Checa)
1994 – Jörg Müller (Suiza)
1996 – Klaus Ensikat (Alemania)
1998 – Tomi Ungerer (Francia)
2000 – Anthony Browne (Reino Unido)
2002 – Quentin Blake (Reino Unido)
2004 – Max Velthuijs (Países Bajos)
2006 – Wolf Erlbruch (Alemania)
2008 – Roberto Innocenti (Italia)
2010 – Jutta Bauer (Alemania)
2012 – Peter Sis (Checoslovaquia)
2014 – Roger Mello (Brasil)
2016 – Rotraut Susanne Berner (Alemania)
2018 – Igor Oleynikov (Rusia)

Lista de Honor del IBBY

Esta misma organización internacional del libro infantil (IBBY) tiene una Lista de Honor en la que se incluye también bianualmente a los mejores traductores, escritores e ilustradores, de cada país. Fue un honor para mí acceder  a ella en el año 2012 con la traducción de la novela Tiempo de milagros, de la autora francesa Anne-Laure Bondoux, publicada en Edelvives. Tuve la suerte de compartir aquellos días con la escritora argentina Mª Teresa Andruetto, que recibió el Andersen y con uno de mis ilustradores favoritos, Peter Sis, que recibió el de ilustración. Los discursos de ambos, fueron maravillosos. Para la lengua española fue un regalo, ya que no recibía el Andersen ningún escritor en lengua castellana desde 1968. El descubrimiento de la obra de Mª Teresa Andruetto y las largas charlas sobre literatura con ella y otros galardonados fueron todo un privilegio.

PREMIO ASHAI

El Premio Ashai a organizaciones que se dedican a la promoción de la lectura, se otorga desde 1988. Cabe destacar el premio que recibió en 1993 el Grupo de Animación a la Lectura de Montserrat Sarto y en 2010 el Taller de las Letras de la Fundación Jordi Sierra i Fabra, autor español que a través de dicha fundación promociona la lectura y la escritura de los más jóvenes.

2016 Read With Me  (Iran) 
2016       Big Brother Mouse  (Laos) 
2014       The Children’s Book Bank  (Canada) 
2014       PRAESA  (S. Africa) 
2012       Abuelas Cuentacuentos   (Argentina) 
2012       SIPAR   (Cambodia) 
2010       Taller de las Letras Jordi Sierra i Fabra Foundation   (Colombia) 
2010       Osu Children’s Library Fund   (Ghana) 
2008       Editions Bakame   (Rwanda) 
2008       Action with Lao Children  (Laos) 
2006       All of Poland Reads to Kids   (Poland) 
2006       Mongolian Children’s Mobile Library   (Mongolia) 
2004       First Words in Print   (S. Africa) 
2003       Sister Libraries   (Bolivia) 
2002       Por el derecho a leer/For the right to read   (Argentina) 
2001       Children’s Reading Development Programme in the Pechenga District 1992-2002   (Russia) 
2000       Tambogrande – Sowing a Reading Field   (Peru) 
1999       Library on Wheels for Nonviolence and Peace   (Palestine) 
1998       Fureai Bunko Braille Library   (Japan) 
1997       Lis avec moi!   (France) 
1996       The Little Library   (S. Africa) 
1995       Fundalectura   (Colombia) 
1994       Portable Library Project   (Lebanon) 
1993       Grupo de Animación a la Lectura   (Spain) 
1992       Opération Lecture Publique   (Mali) 
1991       AWIC Children’s Library Project   (India) 
1990       Home Libraries Project   (Zimbabwe) 
1989       Portable Library Project   (Thailand) 
1988       Banco del Libro   (Venezuela)

Anthony Browne

Anthony Browne

 

Anthony Browne

Anthony Browne (Gran Bretaña 1946), es sin duda uno de los genios de la literatura infantil del siglo XX-XXI.

La originalidad en el planteamiento de las historias y la fuerza de sus ilustraciones son de extraordinaria calidad. Premio Andersen de Ilustración 2000, desarrolla una teoría muy interesante respecto al álbum ilustrado, que puede verse en la siguiente entrevista.

Suscribo plenamente todo lo que dice. No puede explicarse mejor la necesidad de educar la mirada, para conseguir buenos lectores. Es un autor-ilustrador para lectores inteligentes.

En la entrevista explica cómo concibe y escribe las historias. También la razón por la que los gorilas y chimpancés son protagonistas recurrentes de sus historias.

En Willy el soñador da un enfoque muy especial a la creación artística. Y en Ramón preocupón se plantea el tema del miedo nocturno y su resolución en la que es fundamental la figura de la abuela. También es importante que recurre a una costumbre guatemalteca, acercando a los lectores a otras culturas. En Voces en el parque es interesante el juego de voces narrativas, cómo contar una historia desde diferentes puntos e vista. Solo el lector hace la síntesis final. Este modo de narrar es poco, por no decir nada habitual en literatura infantil. Enseñará al joven lector a combinar diferentes puntos de vista para conocer una realidad.

Os invito a visitar su web en este enlace (pincha aquí)


 

Cuentos del Picogordo

Cuentos del Picogordo

La editorial Códices azules, con sede en Quintanar de la Orden (Toledo) publica unos innovadores libros  en la colección Cuentos del Picogordo que introducen al lector en la apreciación de formas complejas, el lenguaje visual, la expresión plástica y el arte gráfico.
El diseño de los libros es innovador, son cuadrados, se abre la cubierta que envuelve el contenido de hojas sueltas, manipulable cien por cien.

 

Estos libros están coloreados a mano por los alumnos del taller ocupacional de la Asociación Prodisminuidos de Quintanar de la Orden, dentro de unos programas formativos destinados a favorecer la habilitación profesional e inserción laboral de los alumnos.  Son ediciones bilingües, español-inglés y  español-francés, que pueden dar mucho juego en casa, en la biblioteca y en las aulas.
Las hojas sueltas permiten desorganizar la historia y reorganizarla una vez leída para comprobar la comprensión.
 David en la espiral, que trata el tema del miedo paralizante, texto de Antia Edras e ilustraciones de Iván Redrueño, con traducción al inglés de Lawrence Schimel, coloreado por Pepe Escudero (2013) ,  traducción al francés de Ana Mª Navarrete (2017), coloreado por Laura González Mancheño.
                    
 Una tarde de tormenta, texto de Georgette Ménard, con ilustraciones de Antón Grifá, traducción al español de Alicia Moreno y traducción al inglés de Lawrence Schimel, coloreado por M.F.G. (2013).
Este texto tiene tres historias que se entrelazan, la del gorrión , la del gato de los Ponchet y la de Eloise, que salva al gorrión. Es un interesante texto que habla del instinto y del sentimiento.
      
El dragón de los peniques, texto de Lawrence Schimel, e ilustraciones de Miguel Ángel Úbeda, traducido al francés por Ana Mª Navarrete (2017) y coloreado a mano por Manuel Fernández Galán, sobre el tema de compartir, como solución a un problema planteado.
            
La noche y el bambú, texto de Khee Kah López, ilustraciones de Antón Grifá, trad. al francés de Ana Mª Navarrete y coloreado por M.F.M, 2017, habla sobre los deseos imposibles.
   
Todos han sido publicados en 2018.  La traducción al francés ha sido revisada  por Roch-Marie Cognet y Baudouin de la Bigne.
Ha sido un placer realizar este interesante trabajo  para la editorial Códices Azules (Colección Cuentos del Picogordo).
Los enlaces de los títulos son de la edición francés-español, excepto Una tarde de tormenta que es inglés-español).
Libros de Música

Libros de Música

Uno de los temas más importantes en la educación infantil es la música. No se le da la importancia que merece, sin embargo, desarrolla múltiples facultades necesarias para manejar correctamente el lenguaje verbal. La adquisición del lenguaje musical puede ser previa a la del lenguaje escrito, por lo menos algunos de sus aspectos. Las canciones se aprenden de memoria, al igual que los poemas, mucho antes de poder leer el texto. Del mismo modo, se baila de forma espontánea al ritmo de cualquier música. Los niños se emocionan igualmente al tocar un instrumento, aunque sea de manera informal.

Escuchar música no solo tranquiliza, sino que despierta emociones y sentimientos. Después llegará el momento de poner palabras a este arte que además de abstracto, es universal.

Para los más pequeños

Las editoriales se esfuerzan por acercar la música a los lectores de todas las edades, así tenemos por ejemplo: Mis primeros instrumentos de música clásica,  libro sonoro, recomendado a partir de 1 año, ilustrado por Séverine Cordier y editado en español por Timunmas.

En la colección de pictogramas de la editorial SM, S. Candel, M. Garin y T. López nos presentan a Richard Wagner, ilustrado por Xavier Salomó, con CD incluido. Este libro se recomienda a partir de 5 años.

Otra editorial que tiene biografías de músicos para niños con CD, es Bellaterra Música Ed. Estos libros también son para lectores a partir de 5 años. Por ejemplo, Beethoven, de Anna Obiols con ilustraciones de Subi, hace hincapié en la sordera incipiente del músico y en cómo se enfrenta a este hecho sin dejar de componer.

Paule Bouchet escribe la biografía de Johann Sebastian Bach, con ilustraciones de Charlotte Voake, Adap. Fina Palomares, Narración CD: Dolores Martínez, Ed. Combel. Este libro para primeros lectores va acompañado de un CD con fragmentos de las obras más significativas de J.S. Bach. Es una buena aproximación inicial al autor.

La editorial Kókinos presenta Las más bellas nanas de música clásica de L’Ensemble Agora con ilustraciones de Élodie Nouhen y CD. Las nanas están en diversos idiomas. Es un libro para recrearse en él con los niños a partir de 4 o 5 años con la ayuda de un adulto. Las nanas se pueden haber puesto mucho antes a la hora de dormir, de manera que el niño se haya familiarizado con el sonido antes de tener cualquier explicación.

A partir de 8 años

Un estupendo regalo para desarrollar el gusto por la música, será la Historia de la música para niños de Mónika y Hans-Günter Heumann. Traducción de Luis Gago e ilustraciones de Andreas Schürmann. Esta obra es una viaje en el tiempo, desde los orígenes de las música hasta el siglo XX. Editada cuidadosamente por Siruela en la colección Nos gusta saber de Las tres edades. Al final de cada época hay preguntas y respuestas con las que se podrá jugar a ver si se recuerda lo leído.

A partir de 10 años

En el año 2006 tuve la suerte de traducir  una novela de Yaël Hassan, El profesor de música, Premio Saint- Exupéry 2001, para la colección Alandar de Edelvives. Es la entrañable historia de un profesor de música que está a punto de jubilarse. Dada la situación de deterioro de la enseñanza está completamente quemado y se enfrenta al último año de su carrera sin ilusión. Sin embargo, el azar hará que entable una especial relación con Malik, el menor de una saga de hermanos que le habían hecho la vida imposible hasta entonces. El amor a la música transformará esta situación.

Sin música nada merece la pena, de Rudolf Herfurtner, traducida por L. Rodríguez López, es una historia  desde la Antigüedad hasta el siglo XX con CD,  editada por Lóguez, . El título,  es tan sugerente como la obra en sí y  los profesores de Primaria la pueden emplear  en las clases de música de forma fragmentada.

A partir de 13 años

El maestro invita a un concierto (Conciertos para jóvenes), de Leonard Bernstein. Trad. de Juan Pablo Fernández-Cortés, Ilus. de María Pascual,Ed. Siruela, Col. Las tres edades.
Este magnífico libro es la recopilación de los Conciertos televisados para jóvenes que Leonard Bernstein presentó con la Orquesta Filarmónica de Nueva York entre 1958 y 1972. Fue comentarista, pianista solista y director de 53 conciertos. Pocos músicos son capaces de comunicar como él, descubriendo a los más jóvenes la música y su poder de seducción de forma pedagógica y amena. Con esta lectura disfrutará cualquier aficionado a la música y los profesores encontrarán ideas para que los alumnos pierdan el miedo a la música clásica y se aficionen a ella.

Sobre la lectura -1-

Sobre la lectura -1-

Sobre la lectura serán breves entradas que girarán en torno a una frase célebre de algún autor o personaje conocido. Estas frases sirven de reflexión y  creo que animan a leer porque descubren que esta actividad es un auténtico tesoro.

La lectura crea afecto y hace su efecto. No podemos dejar de pensar en el vínculo afectivo que se crea con la obra y por tanto de forma indirecta con el autor.  Consciente o inconscientemente llevamos las lecturas a la vida y nuestra vida se transforma en literatura a través de las innumerables páginas que leemos.

La literatura como metáfora de la realidad que es,  explica el mundo y la condición humana desde la ficción. En definitiva  la literatura es el Arte de la palabra.

                   Juan Ramón Jiménez, en el tercer aniversario de la publicación de El Quijote, publica en la revista Helios un artículo en el que hablando de cómo hay que leer la novela de Cervantes, transmite una idea de lo que significa la lectura en general y un libro que nos habla al corazón, en particular.

 

 El mejor elogio que se puede hacer de un libro, es apretarlo contra el corazón;

tenerlo como una flor, como una fuente, como una mujer; para ayudar al cuerpo a

subir la montaña.

Los libros son solo para dar sueños a la vida. 

                                                                                                  (Juan Ramón Jiménez)
Libros que enamoran (I)

Libros que enamoran (I)

Bajo el epígrafe Libros que enamoran voy a ir sugiriendo y comentando obras literarias que deberían leerse al menos una vez en la vida.

¿Qué leer?

En la lectura influye el momento vital por el que atravesamos y el estado de ánimo, así como el lugar en que nos encontramos y lo cansados o descansados que estemos en un momento dado.

Sugiero tener abiertos varios frentes de lectura. Para mí, amante de los libros en papel ,  el descubrimiento del formato digital ha sido una maravilla que ha aligerado mi maleta. Llevar la biblioteca a cuestas como  el caracol lleva su casa, es  maravilloso. Permite leer lo que realmente  apetece en cualquier momento y lugar.

Los libros que recomiendo en esta entrada y en otras posteriores, forman parte de mis lecturas favoritas. Todos me han dicho algo en distintos momentos. Estoy segura de que ninguno de ellos dejará indiferente al futuro lector.

Mis lectura favoritas

Cántico Espiritual, de San Juan de la Cruz, porque eleva el espíritu. Es un soplo de vida y un canto al amor sin igual. Es el núcleo esencial de la poesía amorosa española. Muchos poetas lo han tenido o tienen  como referencia, al margen de sus creencias más íntimas. Sus potentes imágenes despiertan los sentidos y tocan el corazón. Es la belleza de la palabra en estado puro.

Hamlet, de Shakespeare, es la versión teatral de la leyenda del príncipe de Dinamarca en la que se inspira el autor. La fuerza de cada diálogo y el famoso monólogo de «Ser o no Ser», hacen vibrar al lector. No hay que perder de vista al fantasma del padre de Hamlet. Tampoco puede pasar desapercibida la locura como recurso literario, empleado en prosa por Cervantes. Es importante el teatro dentro del teatro, por medio de cuya representación se desvela el misterio del asesinato del Rey. A modo de curiosidad diré que Walt Disney  tomó esta obra como base de El rey león.

Otra vuelta de tuerca, de Henry James es una de las obras más espectaculares del siglo XIX. En ella el autor lleva a cabo la desmitificación de los fantasmas. No tiene final. Es un reto para el lector. Los fantasmas, típicos de la novela gótica inglesa del siglo XVIII, se desmitifican en el XIX en esta obra inquietante y en El fantasma de Canterville de Oscar Wilde, obra cargada de humor.

Los miserables, de Victor Hugo, es el paradigma de la novela romántica del siglo XIX . Es una historia de héroes y tiranos, de amores y odios, fidelidades y traiciones, bondad y maldad. Victor Hugo se pone del lado de los desheredados que se convierten en símbolo de los pobres y oprimidos de cualquier época y lugar.

Y como autor contemporáneo traigo aquí al Premio Nobel 2017 Kazuo Ishiguro, cuya novela Los restos del día es una delicia gracias a la traducción de Ángel Luis Hernández Francés. La adaptación cinematográfica de James Ivory, Lo que queda del día,  se hizo en 1993. Como suele suceder y a pesar de haber disfrutado de la película, no sustituye a la novela,  El narrador de Ishiguro es inigualable. Es de las voces que se quedan en la memoria para siempre.

 

 

 

Leo Lionni

Leo Lionni

Leo Lionni es  un clásico del siglo XX.

 

Nació en Amsterdam en 1910 y murió en 1999 en la Toscana, después de haber vivido en EEUU donde obtuvo la nacionalidad. Fue diseñador gráfico y pintor. La pasión por el arte, que le transmitieron un tío suyo y su madre queda reflejada en sus libros infantiles. No son únicamente pequeñas  obras de arte, sino que se refieren  al Arte en sí.

Es un autor que tiene la capacidad de transmitir ideas filosóficas con sus breves textos perfectamente engarzados con delicados  y expresivos dibujos y collages,.

¿Es la filosofía apropiada para un niño?

Si se lee a Lionni, la respuesta es rotundamente SÍ.

Sus textos son tan ricos que pueden emplearse con adolescentes e incluso con adultos. Reflexiona sobre el Arte y sobre la vida. Sus personajes hablan del amor, de la felicidad, de poesía, música y pintura. La naturalidad de su sutil y profundo pensamiento cala en la mente del lector infantil con facilidad.

Los niños perciben perfectamente lo que el autor quiere decir a pesar del fuerte simbolismo empleado.

Podríamos decir que es un fabulista moderno, atrevido, orientado hacia el Arte y la Filosofía.

Los libros de Leo Lionni sensibilizan con el arte y enseñan a pensar.

El rincón de la lectura

El rincón de la lectura

En el aula se crean diversos espacios por los que los niños se mueven para aprender distintas cosas. Uno importante sin lugar a dudas es el rincón de la lectura.

Es un hecho que tanto padres como profesores, bibliotecarios y mediadores culturales, se plantean continuamente cómo despertar el deseo de leer desde edades tempranas. Nadie tiene la varita mágica al respecto y el grupo que se tenga delante, con sus características particulares, determinará la acción del maestro.

La cuestión es que antes de plantearse el tema del hecho de leer, es posible pensar dónde y cuándo hacerlo. Es muy fácil crear un rincón de lectura en el aula, así como encontrar el lugar favorito para leer en casa.

No hablo de la biblioteca de aula que se suele reducir a colocar estanterías con libros, sino de crear un espacio acogedor con una función propia, especialmente en los cursos de Infantil y Primaria. Un lugar donde cada lector pueda ir, coger un libro y sentarse o tumbarse en el suelo para hojearlo y además, que pueda hacerlo en silencio.

Este mismo lugar servirá para crear un vínculo afectivo entre el maestro, que sentado a la altura de los niños leerá apasionadamente a unos alumnos que no querrán perder ripio de la historia que quedó a medias ayer.

Un rincón creado por cada uno, igual que se crea el de manualidades o ciencias.

Un rincón donde al acabar la tarea se pueda ir libremente y abrir un libro cualquiera, el que realmente se quiera leer.

Un rincón cálido con moqueta y cojines que recuerden el lugar de los juegos.

Después se dará el paso a la biblioteca del centro o a la municipal más cercana. Allí también habrá que buscar un lugar propio para trabajar en silencio y soledad. El aislamiento que el lector encuentra en la biblioteca, propicia el encuentro con un mundo de personajes y lugares inesperados, que causa auténtica satisfacción.

Ambas cosas, silencio y soledad, no deberían traumatizar a nadie, ya que están en la base de cualquier trabajo intelectual. Si antes he aludido al maestro que lee en voz alta o también al padre o a la madre que lo hace por la noche, es porque es el paso previo importantísimo para una lectura personal. Primero descubrimos los libros con los otros. Luego, somos nosotros los que descubrimos un mundo propio como lectores.

En cualquier caso, la soledad y el silencio necesarios para leer, favorecen la concentración y la posterior socialización, porque cuando leemos, queremos compartir lo leído.

En un mundo «hiperconectado», esto puede dar cierto vértigo, pero uno de los elementos placenteros de la lectura es la tranquilidad que proporciona, frente a la ansiedad que produce mirar el móvil sin parar.

Descubrir el aspecto lúdico de la lectura tiene que ver con el juego, que es una actividad libre y limitada en el espacio y el tiempo, con reglas propias y posibilidad de repetición. Por tanto, el juego es y crea, orden.

El juego, como la lectura, traslada a espacios y tiempos fuera de lo real. Como el ser humano necesita soñar, se encontrará entre libros como pez en el agua, en cuanto descubra ese mundo mágico.

En las páginas de los libros se buscan  inconscientemente y de hecho se encuentran, las palabras que dan voz a la propia experiencia. Así el lector se crea y se recrea llenando unos tiempos que de otro modo serían tiempos muertos en los que no sabría qué hacer.

Quizás en ese rincón creado con esmero y mimo se encuentre la respuesta al tiempo en que unos han terminado los deberes y otros no, porque cada alumno tiene un ritmo de trabajo que conviene respetar, aun sin dilatar en exceso el tiempo que conviene a cada actividad planteada.

Al margen de las capacidades, está también la velocidad y la disposición propia. Si el niño sabe que cuando termine el trabajo que tiene entre manos, le espera su héroe favorito, quizás se concentre mejor para ir a vivir la deseada aventura.

Quizás ese deseo de aventura refuerce la concentración y aumente el rendimiento.

Quizás tengamos un tesoro escondido en el rincón de la lectura.

 

Gonzalo Moure (Premio Cervantes Chico 2017)

Gonzalo Moure (Premio Cervantes Chico 2017)

Con una gran alegría recibo los dos últimos libros de Gonzalo Moure, con delicadas dedicatorias de su autor.

Son dos álbumes ilustrados que nos llevan volando  al Sáhara. Sin duda son la consecuencia del proyecto   que este autor tiene allí, Bubisher: Bibliotecas y bibliobuses para los campamentos de Refugiados Saharauis.

Silbo del dromedario que nunca muere, editado por Lóguez, con ilustraciones de Juan Hernaz, es un álbum ilustrado para lectores a partir de 9 años. Narra la historia de Kinti, que «encontró bajo una acacia los huesos de un camello grande, un cayado muy usado y un zurrón de cuero casi cubierto por la arena». Kinti descubre el valor de las palabras junto a su abuelo. Resalta la musicalidad del lenguaje para introducir al lector en el mundo poético, simbólico, lejano y misterioso. Es un homenaje a Miguel Hernández, con quien se establecen sutiles coincidencias vitales a través de Kinti.

«Y así, una a una, Kinti fue nombrando todas las cosas, y la lengua del lejano Miguel Hernández se convirtió en la suya, una lengua aún cuajada de misterios y dulzuras incomprensibles».

Es un texto hondo en cuanto al contenido y poético en sus aspectos formales. Gonzalo Moure desvela a través de él la importancia de la palabra, de su recitación y repetición en voz alta. Valora extraordinariamente el ritmo y la musicalidad. La sonoridad inherente al lenguaje en cada una de sus formas y manifestaciones lingüísticas concretas.

Las ilustraciones son vivas y muy potentes, manejando con maestría los colores del desierto, ocres y dorados teñidos del azul de los tuaregs.

 

El segundo libro El niño de luz de plata 

 

Es fruto del proyecto que lleva a cabo este autor en el Sáhara.  Taller de lectura Farsía, SMARA, coordinado y revisado por el propio autor e ilustrado por Clara Bailo en blanco y negro. Este álbum, al igual que el anterior, es para lectores a partir de 8 o 9 años.

Las edades en esto de la lectura siempre son aproximadas, ya que no hay dos lectores iguales.   En la última página se explica cómo se ha escrito. En un juego de preguntas y respuestas que parten de ¿cómo se escribe un cuento? y «el cuento crecía en el aire…»  Texto imaginativo e igualmente sonoro y poético que el anterior.

Este libro se puede solicitar  en «pseguratorres@hotmail.com»

He insistido en ambas ocasiones en la poesía del lenguaje de Moure, que escribe en prosa. Es un autor que tiene la habilidad de elevar el uso del idioma a esas cotas.

Autor conocido  por obras dotadas con los Premios más importantes de la literatura infantil y juvenil  como el Gran Angular y el Barco de Vapor de SM, El Premio Jaén de Literatura, el Ala Delta de Edelvives,  Lista de Honor del IBBY y varios White Raven, quiero destacar  Un loto en la nieve, editada inicialmente en El Bronce y actualmente en la colección Alandar de Edelvives, para lectores a partir de 12 años.

Me parece muy importante la versatilidad de un autor que se traslada a distintos mundos para configurar sus interesantes historias, cargadas de valores humanos y vinculadas a la naturaleza.

El pasado 2017 recogió el Premio Cervantes Chico que destaca la labor de los autores de literatura Infantil y Juvenil que incrementan el hábito de lectura de los jóvenes lectores.

 

 

Fantasía

Fantasía

(Fotografía de J.R.R. Tolkien)

¿Qué es la Fantasía?

Hablar de fantasía es entrar en el mundo que  puede dar la llave de comprensión del mundo real. Según la RAE es el grado superior de la imaginación en cuanto que inventa o produce.

La fantasía es imprescindible para el niño. A través de ella el lector infantil tiene ocasión de confrontar lo real con lo irreal. La fantasía le ayuda a enfrentarse al mundo tal y como es. Puede parecer algo extraño, pero todos los seres humanos, necesitan fugas y escapes. Se necesita soñar, bien para crear, bien para evadirse circunstancialmente de la realidad. Esta capacidad de evasión posibilita finalmente asumir dicha realidad.

El niño es inventor por naturaleza y crece globalmente en tres direcciones: IMAGINACIÓN, SENSIBILIDAD e INTELIGENCIA.

Betthelheim y los cuentos de hadas o maravillosos

Bruno Betthelheim en su Psicoanálisis de los cuentos de hadas estudia detenidamente el papel de dichos cuentos en la educación infantil. Constata que niños que viven situaciones difíciles, salen adelante en muchas ocasiones  a base de soñar con el éxito de sus personajes favoritos.  Estos triunfan tras haber superado una serie de pruebas. Como consecuencia, los niños entienden que sus dificultades encontrarán recompensa en algún momento. Según Bettelheim  estas fantasías generan esperanza y no frustración, como se podría creer. La única condición para que esto se cumpla es que el cuento lo sea realmente.

La mente infantil distingue perfectamente entre lo que es el relato en sí y su propia existencia. Para ello sirven las clásicas expresiones: érase una vez, había una vez, en un país lejano... Aunque estas fórmulas iniciales no se empleen actualmente  como en otros momentos de la historia de la literatura, el autor  siempre provoca el distanciamiento mediante la palabra o  la ilustración.

Contar historias

El ser humano es un ser contador de historias nato. Es algo inherente a él. Cada uno ve una misma realidad  de diferente manera y modifica el relato en la transmisión oral. Los niños cuentan historias como si fueran algo real.

Con la experiencia de Tolkien sobre su lectura infantil, comprendemos cómo un niño se sitúa ante los diferentes relatos seleccionando la información.

              «No deseaba en absoluto tener los sueños ni las aventuras de Alicia y, cuando me las contaban, simplemente me divertía. Tampoco tenía ningunas ganas de buscar tesoros escondidos o de luchar contra piratas, por lo que La isla del tesoro me dejó bastante indiferente. En cambio, el país de Merlín y Arturo resultó más interesante que las dos historias anteriores, y la mejor de todas fue el cuento anónimo «North of Sigurd of the Voelsungs», y el príncipe de los dragones. Estas tierras eran atractivas en grado sumo. Yo nunca había imaginado que el dragón fuera de la misma especie que el caballo. El dragón llevaba grabada la marca registrada Del país de las hadas, y procediera de donde procediera, sería siempre de Otro Mundo… Me gustaban los dragones con toda mi alma, aunque, por supuesto, no quería encontrármelos en las cercanías de mi casa poniendo en peligro mi mundo relativamente seguro». 

(Citado por Bruno Betthelheim en Psicoanálisis de los cuentos de Hadas en el capítulo Temor a la fantasía). Responde a un ensayo de Tolkien sobre los cuentos de hadas Árbol y Hoja, cuya edición inglesa  es Tree and leaf, publicada en 1964 con ilustraciones de Pauline Baynes, que contiene dos trabajos del autor publicados en 1945 (Leaf by Niggel) y 1947 (On Fairy-Stories).

De la fantasía a la realidad

La tendencia exagerada de los pequeños lectores a la identificación con los personajes, sobre todo con el héroe, es positiva. Así vence temores, miedos y angustias. Con la lectura se traslada a un mundo que solo a él pertenece. En la lectura se convierte en dueño y señor de las palabras. Nadie puede impedir que viaje a través de las páginas del libro a otros lugares. Con la lectura quedará cautivado. Por medio de la fantasía  despertará a la realidad y la centrará sin distorsiones. El relato fantástico reúne, materializa y traduce el mundo de los deseos: compartir la vida animal, hacerse invisible, cambiar de talla, volar, dominar a un ser más grande, es decir, permite cambiar el Universo a voluntad.

Fantasía y deseo

La literatura fantástica traduce los sueños humanos, que han sido retomados a menudo  por la ciencia. Lo fantástico no existe sino en relación a una realidad «no fantástica»; se acerca a una realidad psíquica, porque ¿existe lo real en estado puro? ¿Es la realidad como yo la percibo?

Lo fantástico es la expresión y la prolongación del deseo humano de felicidad, busca la alegría de ser, de vivir, de luchar contra los obstáculos y de ganarse la vida. El ser humano, a base de soñar porque está insatisfecho, inventa, crea y lucha por cambiar el mundo.

Paul Valéry decía que «Los mitos son el alma de nuestras acciones /…/ No podemos actuar sino moviéndonos hacia un fantasma» /…/  Habla del «sueño como motor constante de lo real»…

Y Julio Verne apuntaba: «Todo lo que un hombre fue capaz de soñar, otros hombres podrán realizarlo algún día».

 

Kókinos editorial

Kókinos editorial

www.editorialkokinos.com

 Kókinos  editorial presenta dos nuevos títulos en los que introduce por primera vez la realidad aumentada. Las páginas cobran vida con la ayuda de la pantalla de un smartphone o tablet.

Tras su rotundo éxito en países como Francia, ¡Valentina¡, de Léna Mazilu, y ¿Amigos?,de Charlotte Gastaut , son los primeros libros de la nueva colección Cuentos animados.

Sumergiéndose por primera vez en el concepto de la realidad aumentada, Kókinos nos trae ¡Valentina! y ¿Amigos?, dos propuestas que vienen dispuestas a revolucionar el panorama editorial infantil. Ambas están disponibles en castellano y en catalán.

A través de una aplicación, «Cuentos animados» se transforma en un viaje mágico, en una experiencia de lectura interactiva que abre una puerta a universos insólitos donde todo se mueve, baila y desaparece en una hoja de papel.

El resultado es impresionante, extremadamente bello y poético; tanto niños como adultos quedarán maravillados.

Compatible con iOS y Android, cada volumen cuenta con 150 animaciones interactivas sonoras y visuales. «Sin duda es una nueva manera de lectura. Gracias a la tecnología las historias cobran vida y los más pequeños pueden tocar, acariciar y mover los decorados y los personajes», explican desde la editorial.

Dirigida y desarrollada por Léna Mazilu y Vicent Caruso, del colectivo Les Chouettes, la aplicación «Cuentos animados» es gratuita y está disponible para descargar tanto en Apple Store o Google Play. Una vez descargada, la aplicación funciona sin necesidad de conexión.

LOS CUENTOS COBRAN VIDA

¡Valentina! de Lena Mazilú narra las vivencias de una peculiar lechuza  y sus peripecias en el bosque. El lector disfrutará con la travesía del ave, que hará suya con  la realidad aumentada.

¿Amigos? de Charlotte Gastaut tiene como protagonista a un pequeño e inocente yeti que muestra su relación con el mundo.  Se convertirá en una historia inolvidable para los niños.

ACERCA DE KÓKINOS

La editorial madrileña Kókinos cumple 23 años, siempre con el compromiso y la filosofía con la que nació: enriquecer la literatura infantil a través del álbum ilustrado y desde el compromiso ético y estético que los niños merecen.

Kókinos cree que los buenos libros infantiles contribuyen a formar buenos lectores y están convencidos de que las obras hechas con amor, ayudan a crear lectores felices.

Por ello, todos sus títulos son álbumes originales, bellos y cuidados hasta el mínimo detalle. El compromiso es ayudar al niño a que descubra todo lo que le rodea de forma intensa y estimulante, consiguiendo que su mirada se amplíe y asombre.

Para pequeños

Para pequeños

Los álbumes ilustrados son una forma maravillosa de introducir a los pequeños en el mundo de la lectura. En esta entrada se destacan tres autores contemporáneos auténticamente geniales.

Eric Carle, Maurice Sendak y Tomi Ungerer.

Eric Carle ,  ilustrador de más de setenta libros de los que ha vendido 88 millones de copias, es famoso por su  Pequeña oruga glotona. En esta ocasión he elegido Sueños de nieve ,  traducido por Miguel Ángel Mendo y editado por Kókinos porque es un  sencillo y delicioso cuento de Navidad, que tiene como protagonista a un granjero que solo posee cinco animales. Tiene páginas transparentes con copos de nieve que al volverlas desvelan lo que se acaba de leer. Como en otros cuentos del autor, por ejemplo,  Diez patitos de goma, el niño pulsa con su dedito y obtiene el sonido final. Cualquiera de estos libros hará las delicias de los más pequeños.

Del mismo modo, Maurice Sendak (Premio Andersen de Ilustración 1970 y Premio Memorial Astrid Lindgren 2003), citado en otras entradas del blog, conocido por Donde viven los monstruos , tiene una maravillosa versión de Gloria Fuertes, de Lluvia de Cocodrilos, (Un alfabeto), editado por Kalandraka. El alfabeto se aprenderá por medio de la sonoridad y la rima. El libro fue editado por primera vez en español en 1977 por Alfaguara. Hay que felicitar a la editorial Kalandraka por la recuperación de este texto.

Tomi Ungerer (Premio Andersen de Ilustración 1998), es otro de los grandes clásicos contemporáneos para niños. Rompió moldes en 1961 con los colores que empleó en la ilustración de Los tres bandidos.  Ungerer donó a su ciudad natal cientos de dibujos y bocetos para el  Museo-Centro Internacional de Ilustración inaugurado en 2007 en su ciudad natal,  Estrasburgo. He seleccionado Emilio, editado por Kalandraka. Es la historia de Emilio, un valiente pulpo, que salva al capitán Samofar del ataque de un tiburón. Hay que destacar su ironía y sentido del humor.

Diecisiete  libros por Navidad

Diecisiete libros por Navidad

En estas fechas en las que se hacen tantos regalos, nada como un buen libro.

Estas son algunas sugerencias para todas las edades:

Para los más pequeños: Álbumes ilustrados, a partir de 4 años

Cualquier libro de Anthony Browne es un valor seguro para los más pequeños. Sus álbumes ilustrados están editados en español por la Editorial Fondo de Cultura Económica (FCE). Son libros escritos originalmente en inglés por el autor e ilustrador Premio Andersen 2000. Libros que tienen diversas claves de interpretación y  desarrollan la capacidad de observación. Introducen al niño de forma inconsciente y poco convencional en el mundo el Arte, de la pintura, la escultura, la arquitectura, la música y la literatura.

De otro de los grandes autores infantiles, Maurice Sendak, Premio Andersen 1970, autor del famoso Donde Viven los monstruos, tenemos La cocina de noche, con traducción de Miguel Azaola, editado por Kalandraka. El texto es ágil, tiene sonoridad y  humor, dos elementos importantes en literatura infantil. El autor parte del sueño para hacer verosímil la aventura de Miguel.El punto de Peter H. Reynolds, adaptación de Esther Rubio y editado por Serres, se ha convertido en un clásico que sirve no sólo para fomentar la autoestima, sino de reflexión para los adultos sobre la importancia de desarrollar la creatividad desde las primeras edades.

La genial Olivia de Ian Falconer, nos presenta en inglés una aventura de Navidad, Olivia helps witch Christmas. En español es Olivia recibe la Navidad Lo mismo que ocurre con autores anteriores, las aventuras de esta singular cerdita son un valor seguro con los niños.

A partir de 6 años

La poesía es uno de los elementos importantes para desarrollar la expresión oral,   A toda vela es una antología de Espronceda para niños en cuya elaboración trabajé con mucho entusiasmo y que ilustró magistralmente Miguel Tanco. «Con diez cañones por banda, / viento en popa a toda vela….» no perderá actualidad jamás.

Del mismo modo hizo una interesante edición de Juan Ramón Jiménez, José Morán, que contó con las magníficas ilustraciones de Juan Ramón Alonso

Un libro muy interesante para estas edades es Gente, de Peter Spier. Muestra la diversidad de razas y culturas, estableciendo la relación con las diferentes formas de vida, idiomas, fiestas, viviendas y creación artística, por ejemplo.

A partir de 10 años

Además de las Antologías citadas anteriormente podemos sumar una magnífica adaptación de Don Quijote de Agustín Sánchez Aguilar, con ilustraciones de Sveltin, editado por Vicens Vives en la Colección Cucaña Es una buena manera de iniciarse en la lectura del mayor de nuestros clásicos.

Como libro de aventuras recomiendo  El profesor de música, de Yaël Hassan. Narra la historia de un profesor de música judío y un alumno travieso, de una familia musulmana que siempre lo ha traído de cabeza. Ambos, Simon y Malik encuentran el punto común, la música, resolviéndose el misterio de la vida de ambos. La acción se sitúa en una escuela contemporánea en París. La cubierta del libro contiene parte del misterio que resolverá el lector. Esta obra que traduje hace unos años, obtuvo el Premio Saint-Exupèry en el año 2001.

A partir de 12 años

De una de mis autoras favoritas, Anne-Laure Bondoux, Las lágrimas del Asesino y Tiempo de milagros, con cuya traducción se reconoció mi trabajo como traductora en la Lista de Honor del IBBY (International Board on Books for Young People) 2012. La primera está situada en Chile y narra la historia de un niño que tiene que convivir forzosamente con el asesino de sus padres. La segundo se sitúa en la guerra del Cáucaso y narra las peripecias de una madre que huyendo de aquel horror, quiere llegar a toda costa con su hijo a Francia. Ambas obras muy interesantes, editadas por Edelvives.

             

Miguel Girot  emplea la técnica de la narración coral en su obra Iqbal Masih, editada por Oxford, en la colección El árbol de la lectura. Es la historia de un niño que escapa a la explotación infantil, al que conocemos por lo que los demás cuentan de él, como Jennifer Margulis que avanzada la novela dice: «Todo empezó entre las cuatro paredes de mi oficina. Mi empresa, una gran multinacional norteamericana, acababa de nombrarme responsable de labores humanitarias.  Y entre las labores de mi trabajo destacaba la de buscar candidatos para un recién creado premio en defensa de los Derechos Humanos de los niños. Por entonces me encontraba en Pakistán. /…/ Iqbal Masih reunía todos los requisitos… «

A partir de 16 años

El enigma de la pirámide, de Caroline Vermalle, sitúa la acción entre París, El Cairo y México y trata sobre el comercio y tráfico de antigüedades egipcias. Es la historia de la ambición que puede llevar a vivir la mayor de las pesadillas. La intriga está muy bien montada y  el lector se queda con ganas de saber más. Este libro, que traduje para Bruño en 2015, pertenece a una serie. Es una pena que no se haya continuado publicando este brillante trabajo de Caroline Vermalle.

Marcovaldo, de Italo Calvino, traducido por Juan Ramón Masoliver y editado por Siruela, es un texto compuesto por veinte relatos breves que provocan admiración, sonrisa y a veces cierta amargura. Con su maestría habitual Italo Calvino crea un personaje que sumergido en la dura realidad sueña y cabalga a lomos de su propia imaginación y deseo.

Es una obra en la que destaca el  poder de las imágenes y el lenguaje empleado con toda precisión. Es rico en cuanto al estilo y elementos de reflexión

Para mayores

Los libros que más me han impactado en este última temporada y que recomiendo son:

Tú no eres como otras madres, de Angelika Schrobsdorff, traducido por Richard Gross, de ediciones Periférica& Errata naturae. Es una originalísima narración de la vida de la madre de la autora. Una mujer poco convencional que vivió en la primera mitad del siglo XX. Judía de Berlín, rompe todos los esquemas sociales siguiendo su propio instinto, lo que le hará vivir de forma apasionada y exaltada. Puede recordar a Némirovsky, autora que me resulta igualmente fascinante.

Del Premio Nobel Kazuo Ishiguro, tenemos Los restos del día, traducido por Ángel Luis Hernández Francés, obra en la que se basó la película cuyo título en español fue Lo que queda de día. La cuestión es que el autor sumerge al lector en la sociedad británica de la primera mitad del siglo XX de forma magistral. Viajamos con Stevens, el mayordomo, que desde 1956 narra lo que fue Darlington Hall durante los últimos treinta años. Tengo que decir que no había leído nada de este autor y que ahora seguiré con él.

Ha sido para mí un descubrimiento.

Finalmente, una obra de una autora española desconocida hasta el momento, Luisa Carnés, los Trece cuentos. Da gusto leer a alguien que narra con maestría.  Hay que destacar la riqueza del lenguaje que utiliza, natural y sin artificios. Cada uno de los relatos es un mecanismo de relojería en el que no falta ni sobra absolutamente nada. Es una autora que merece un hueco en la  historia de la literatura española del siglo XX.

El gusto por la lectura (A mis alumnos)

El gusto por la lectura (A mis alumnos)

Al leer vuestros comentarios creo que queda clara la importancia de transmitir el gusto por la lectura. Aunque quizás ya lo hayáis perdido, siempre se puede recuperar.

¡Buscad vuestro propio libro y vuestro momento! ¡Lo vais a encontrar!
Buscad el libro y el momento por y para vosotros. Después será fácil contagiar de aquello que amáis.

La transmisión del conocimiento en el aula no es sólo intelectual. Los alumnos y los profesores somos «seres de carne y hueso»  que diría Unamuno, por tanto, la transmisión del conocimiento no sólo es intelectual, sino vital.

Leer nos abre al mundo
Leer nos abre infinitas puertas y ventanas
Leer nos muestra lo desconocido
Leer nos hace verbalizar lo conocido
Leer desarrolla más y más nuestra curiosidad y creatividad
Leer nos evade de una realidad a veces muy dura
Leer nos hace soñar para poder seguir buscando un ideal
Leer nos enseña otras lecturas, ya que no sólo leemos palabras.

Leemos rostros, leemos letreros  o mejor dicho, los letreros se meten por nuestros ojos sin que apenas seamos conscientes; esto es una percepción inconsciente, pero las palabras y las imágenes entran, no paran, no esperan, se nos adelantan.
De ahí, que si somos buenos lectores, filtremos con mayor rapidez y seamos menos vulnerables y manipulables.

Leer desarrolla infinitamente nuestro espíritu crítico.

Leer nos enseña a pensar y nos ayuda a vivir en libertad.

 Educar no es sino preparar para la vida. Es fomentar la curiosidad. Es posibilitar el crecimiento individual  que deberá anclarse en el mundo, en cada realidad peculiar, pero no para permanecer estático en ella, sino para mejorar, crecer y ser  independiente.

¡Abrid las puertas del mundo, de todas las culturas y civilizaciones a través del imparable, asombroso y gratificante mundo de la LECTURA!

¡Leyendo vais a disfrutar!

 

Artículos recientes

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Pin It on Pinterest