Al leer vuestros comentarios creo que queda clara la importancia de transmitir el gusto por la lectura. Aunque quizás ya lo hayáis perdido, siempre se puede recuperar.

¡Buscad vuestro propio libro y vuestro momento! ¡Lo vais a encontrar!
Buscad el libro y el momento por y para vosotros. Después será fácil contagiar de aquello que amáis.

La transmisión del conocimiento en el aula no es sólo intelectual. Los alumnos y los profesores somos, “seres de carne y hueso”,  que diría Unamuno, por tanto la transmisión del conocimiento no sólo es intelectual, sino vital.

Leer nos abre al mundo
Leer nos abre infinitas puertas y ventanas
Leer nos muestra lo desconocido
Leer nos hace verbalizar lo conocido
Leer desarrolla más y más nuestra curiosidad y creatividad
Leer nos evade de una realidad a veces muy dura
Leer nos hace soñar para poder seguir buscando un ideal
Leer nos enseña otras lecturas, ya que no sólo leemos palabras.

Leemos rostros, leemos letreros  o mejor dicho, los letreros se meten por nuestros ojos sin que apenas seamos conscientes; esto es una percepción inconsciente, pero las palabras y las imágenes entran, no paran, no esperan, se nos adelantan.
De ahí, que si somos buenos lectores, filtremos con mayor rapidez y seamos menos vulnerables y manipulables.

Leer desarrolla infinitamente nuestro espíritu crítico.

Leer nos enseña a pensar y nos ayuda a vivir en libertad.

 Educar no es sino preparar para la vida. Es fomentar la curiosidad. Es posibilitar el crecimiento individual  que deberá anclarse en el mundo, en cada realidad peculiar, pero no para permanecer estático en ella, sino para mejorar, crecer y ser  independientemente.

Abrid las puertas del mundo, de todas las culturas y civilizaciones a través del imparable, asombroso y gratificante mundo de la LECTURA!  Leyendo vais a disfrutar.

 

Pin It on Pinterest